No ha podido determinar los ingresos y su procedencia



19 nov 2015. 17.12H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Barcelona
El titular del Juzgado de Instrucción 22 de Barcelona, Juan Emilio Vilá, ha decretado el sobreseimiento provisional de la investigación a la fundación privada del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau ya que "los peritos no han podido determinar desvíos fraudulentos de fondos".

En un auto, el juez explica que, pese a que dos peritos han estado investigando durante tres años "con profesionalidad y dedicación extraordinaria", no han podido determinar en qué operaciones concretas se gastaba el dinero ni determinar los ingresos y su procedencia.

Pese a que el juez reconoce que "no puede concluirse que la duda inicial haya sido despejada", justifica que no puede dejar el proceso judicial permanentemente abierto una vez transcurrido un plazo razonable.

"Tal dificultad tiene su origen en el propio sistema de funcionamiento", critica el juez, que sin embargo añade que no es tarea de los tribunales valorar y hacer consideraciones de índole social y político sobre el funcionamiento de la fundación. Admite que, pese a que la investigación parecía simple (determinar los ingresos de la fundación privada del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau y cuál era su destino), "esta simplicidad no era más que aparente".

El mismo magistrado ya había archivado en octubre de 2013 la pieza separada de la causa relativa a posibles irregularidades en el supuesto sobrecoste en las obras del nuevo Hospital Sant Pau.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.