Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Hospital Vithas San José incorpora a sus servicios la endocrinología infanto-juvenil

Se pondrá en marcha el 17 de septiembre y tratará trastornos hormonales en menores

Miércoles, 11 de septiembre de 2013, a las 11:40

Redacción. Vitoria
El Hospital Vithas San José ha anunciado la incorporación de la endocrinología infanto-juvenil en su cartera de servicios. Esta nueva especialidad, que estará oerativa a partir del 17 de septiembre, estará dirigida por Ignacio Díez y se centrará en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades como la diabetes, la obesidad o el raquitismo en menores de 18 años.
En una nota de prensa publicada por el grupo hospitalario se asegura que esta nueva especialidad “refuerza el compromiso del centro con un perfil poblacional que tiene necesidades específicas relacionadas con su crecimiento y desarrollo”.

La endocrinología infanto-juvenil trata los trastornos hormonales que pueden producirse desde la niñez hasta la adolescencia y que, de no ser tratados correctamente, podrían convertirse en enfermedades crónicas. Para un abordaje de la máxima calidad, el centro vitoriano ha incorporado un completo equipamiento en el que destacan los recursos para hacer estudios de impedanciometría para evaluar el correcto desarrollo del niño.

Los endocrinólogos pediátricos se encargan del diagnóstico, tratamiento y supervisión de trastornos hormonales relacionados con problemas de crecimiento (baja estatura), pubertad precoz o tardía, subactividad y sobreactividad de la glándula tiroidea, hipofunción o hiperfunción de la glándula pituitaria o de la glándula adrenal, problemas relacionados con el desarrollo sexual (genitales ambiguos o disfunción ovárica y testicular), bajo contenido de azúcar en la sangre (hipoglucemia), obesidad o trastornos relacionados con la correcta producción de la vitamina D, encargada de, por ejemplo, facilitar la absorción del calcio, con lo que su déficit puede derivar en enfermedades como el raquitismo o la hipocalcemia.