El joven tenía el omoplato a la altura del cuello, siendo recolocado a través de la innovadora técnica



12 ago 2015. 17.34H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Madrid
El Hospital Sant Joan de Déu ha marcado un hito histórico: ser el primer centro en utilizar la endoscopia para sanar una deformidad infantil. Específicamente, se empleo la técnica para recolocar el omoplato de un niño de 5 años que nació con este hueso a la altura del cuello, debido a la deformidad de Sprengel, una enfermedad rara congénita.

Manel del Castillo Rey, director gerente del Hospital.

La intervención, liderada por Jorge Knorr y Francisco Soldado, reduce el riesgo de infecciones y de complicaciones postquirúrgicas y facilita la recuperación del pequeño paciente, ya que es mínimamente invasiva.

El equipo médico logró descender el omoplato diez centímetros. Para hacerlo, tuvieron que realizar dos pequeñas incisiones en la espalda del paciente, una encima del omoplato y la otra debajo, para acceder al hueso, liberar la musculatura que la fija y poderlo desplazar a la ubicación correcta.

Con la nueva técnica no resulta necesaria la práctica anterior, en la que se hacía con cirugía abierta. Un método que implicaba hacer una incisión de grandes dimensiones desde la nuca hasta la columna torácica.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.