Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

El hospital de la quinta torre se topa con Manuela Carmena

El programa electoral de Ahora Madrid contempla “medidas urgentes que frenen los procesos especulativos y los pelotazos urbanísticos en marcha”

Lunes, 25 de mayo de 2015, a las 19:20
David García / Jesús Vicioso / Javier Barbado. Madrid
Tal vez sea el nombre de este pasado 24-M. Manuela Carmena se ha convertido en la protagonista indiscutible de los comicios municipales.

Y si hay alguien que piense que, por falta de competencia en la materia, la posible futura alcaldesa de la capital no iba a ser decisiva en asuntos sanitarios, se equivoca.

Arriba, el proyecto de construcción de la quinta torre y abajo la todavía candidata a la alcaldía por Ahora Madrid, Manuela Carmena.

“Ahora Madrid pondrá en marcha medidas urgentes que frenen los procesos especulativos y los pelotazos urbanísticos en marcha”. La frase está tomada íntegra y textualmente del programa electoral con el que Manuela Carmena y su equipo han concurrido a las elecciones municipales.

Si se piensa en clave sanitaria, la promesa de Ahora Madrid lleva a pensar irremediablemente en la futura quinta torre de la Castellana, que construirá Villar Mir y de la que hace algunos días se conoció que albergaría un hospital privado.

La alcaldable por Ahora Madrid puede paralizar la operación. Un movimiento para nada descabellado si se tiene en cuenta la petición que le hizo Carmena a la ya alcaldesa en funciones de la capital, Ana Botella, en la reunión que tuvieron ambas el pasado 28 de abril.

En ella, la ex juez le pidió expresamente a Botella que no aprobara los desarrollos urbanísticos del norte de la capital, donde se encuentra el suelo en el que se prevé construir este quinto rascacielos.

De parar el proyecto, el Ayuntamiento debe pagar

De hecho, fuentes relacionadas con los adjudicatarios del proyecto hospitalario han corroborado la sospecha de que, con la llegada hipotética (y nada improbable) de la candidata de Ahora Madrid a la Alcaldía de la capital, “la izquierda radical bloquee la libertad de empresa e impida la operación” o, como mal menor, aumente la incertidumbre sobre su ejecución, que iba a ser resuelta a finales de este mes desde el punto de vista contractual (el Grupo Villar Mir se convertiría en arrendatario del solar y la gestión del futuro centro pasaría a manos de una delegación extranjera, de acuerdo con las últimas informaciones a que ha tenido acceso este periódico antes de celebrarse los comicios municipales).

“No sabemos qué van a hacer; de hecho, Podemos debería expresar qué tiene pensado hacer en sanidad en general en el país”, cosa que no ha hecho con suficiente precisión a tenor de las fuentes consultadas.

En cualquiera de los casos, si el Ayuntamiento paralizase la construcción del hospital privado en el solar adjudicado, debería abonar una cantidad no despreciable de dinero a las constructoras que figuran como sus acreedores. “En su momento ese pago no se llevó a cabo porque el consistorio carecía de fondos para ello –han agregado– de modo que no sabemos de dónde sacarían ahora el dinero para pagarlo”.

“Pero ahora, desde luego, si el Ayuntamiento desautoriza la construcción de una clínica privada (cosa que no debería tener trasfondo ideológico) tendrá que pagar la deuda a los acreedores”, han enfatizado.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el pasado 29 de abril adjudicar a Espacio, filial de OHL y propiedad de Juan Miguel Villar Mir, la gestión de la parcela que iba a albergar el Centro de Convenciones de Madrid (junto a las Cuatro Torres) por un periodo de tiempo de 75 años aunque el Consistorio seguiría manteniendo la titularidad del suelo y obtendría un canon de cuatro millones de euros anuales.

En el mismo programa de Ahora Madrid, en el apartado dedicado al distrito de Chamartín, la formación habla de “generar propuestas en torno a los problemas y posibles soluciones sobre el desarrollo de la zona norte del Paseo de la Castellana y todas las zonas aledañas afectadas por el proyecto”, donde se encuentra el solar donde se levantaría la quinta torre.

No es el único proyecto de hospital privado para Madrid. En marcha, junto a la autovía A-2, cerca de Canillejas, han comenzado las obras de la nueva Clínica de la Universidad de Navarra, pero en esta ocasión, Carmena no podrá hacer nada para evitar su apertura prevista para septiembre de 2016 ya que los trabajos ya se han iniciado.

Otras medidas sanitarias

A pesar de las pocas competencias sanitarias que tienen los Ayuntamientos, Carmena ha querido también realizar propuestas en esta materia. Según la candidata, si finalmente es elegida alcaldesa como parece probable, pretende implementar cinco importantes medidas en solo cian días. Una de ellas es sanitaria: "Garantizar el acceso a las prestaciones sanitarias municipales y a acciones de prevención y promoción de la salud a todas las personas con independencia de su situación administrativa".

La candidata por Ahora Madrid tendrá que pactar con el líder municipal socialista, Antonio Miguel Carmona. No tendrán problema en ponerse de acuerdo en algunos puntos como los sanitarios ya que ambos han propuesto dotar a los inmigrantes sin papeles de un carnet, una especie de DNI, con el que se les garantice el pleno acceso a la sanidad pública.

ENLACES RELACIONADOS:

REVISTA MÉDICA / Cinco novias para el hospital de la quinta torre (10/05/15)

Podemos solo quiere gestión pública directa (04/03/2015)

Ve la luz el decálogo sanitario de Podemos (05/05/2015)