13 nov 2018 | Actualizado: 21:20

El Hospital Comarcal de Inca diseña un sistema para acelerar la detección y valoración de donantes de córnea

Este sistema parte de un modelo iniciado en el Hospital Son Llàtzer, aunque introduce una aplicación informática que facilita activar el protocolo de donación

Lunes, 18 de febrero de 2013, a las 10:39

Redacción. Palma
El Hospital Comarcal de Inca ha diseñado un sistema para acelerar la detección y la valoración de los donantes de córnea, lo que ha permitido lograr casi la totalidad de los donantes potenciales.

Fernando Navarro, gerente del Hospital de Inca.

Según ha informado el centro hospitalario, éste empezó a funcionar como centro generador de córneas en el año 2009 y actualmente es el segundo hospital de la comunidad en donación de córneas de pacientes con muerte por parada cardiorrespiratoria. Además, en el 2012 no solo  obtuvo el mayor número de donantes de su historia (16), sino que también el 88 por ciento de las córneas fueron válidas para implantes.

Este sistema parte de un modelo iniciado en el Hospital Son Llàtzer, si bien introduce una aplicación informática que facilita que, durante todo el año, la coordinadora de Trasplantes, Laura G. de Carlos, obtenga la información necesaria para activar el protocolo de donación cuando un paciente muere. Para hacerlo cuenta con el apoyo del servicio de admisión de Urgencias, que agiliza la activación, y del Gabinete Técnico y del Departamento de Informática, cuya tarea consiste en adecuar y mejorar la efectividad del procedimiento.

Cuando se produce una defunción en el Hospital Comarcal de Inca, se recogen los datos que permiten establecer inmediatamente si es procedente activar el proceso de donación. De esta manera, se descartan los donantes de más de 75 años y los que presentaban alguna patología que contraindique la donación.

Inmediatamente, la coordinadora de Trasplantes recibe un aviso para que contacte con los familiares del difunto con la finalidad de pedirles el necesario consentimiento. Este método ha obtenido resultados excelentes, puesto que en la gran mayoría de los casos los familiares se muestran concienciados y acceden a la donación sin poner ninguna objeción.

Una vez obtenido el consentimiento y extraídas las córneas, para verificar que sean idóneas son sometidas a varios controles de seguridad en el Banco de Sangre y Tejidos de Baleares. Estos exámenes consisten en hacer un cultivo para descartar cualquier tipo de infección, llevar a cabo un recuento de las células y comprobar la viabilidad del endotelio para determinar que las córneas son aptas.

En el 2012, las córneas que el Hospital Comarcal de Inca obtuvo, unido a la cifra que aportaron los otros hospitales de Baleares que cumplen esta misma función, situaron a la comunidad como la segunda en la clasificación, únicamente superada por Cataluña.