Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Comín expulsa a 2 centros privados de la red pública

Aboga por adecuar el CatSalut y descarta una “gran reforma”

Jueves, 11 de febrero de 2016, a las 12:56
Redacción. Barcelona
La Clínica del Vallès y el Hospital General de Cataluña serán expulsados el próximo 22 de febrero de la red sanitaria pública catalana. Así lo ha anunciado el consejero de Salud, Antoni Comín, durante el turno de respuestas a los grupos parlamentarios en su primera comparecencia ante la Comisión de Salud en el Parlament. "Es el paso más importante en términos de reforzar el carácter público del sistema sanitario", ha valorado.

Antoni Comín y Alba Vergés.

Según ha precisado Comín, la decisión de prescindir de estos centros privados en el Sistema Sanitari Integral d'Utilització Pública de Catalunya (Siscat) -en el que conviven pública y concertada, la gran mayoría sin ánimo de lucro- se tomará en una reunión del consejo de dirección del CatSalut que tendrá lugar el 22 de febrero, aprovechando que vencen los contratos con estos centros.

Respecto al tercer y último centro privado que se encuentra en el Siscat, el Hospital Sagrat Cor, Comín ha remarcado que "se debe estudiar con mucha prudencia y responsabilidad" para encontrar el mecanismo adecuado para hacerlo.

Listas de espera públicas

Además ha afirmado que impulsará una política de "datos abiertos" respecto a las listas de espera para mejorar la accesibilidad al ciudadano, y priorizar los criterios clínicos y sociales. “Esta será la legislatura de la transparencia en las políticas de Salud”, ha asegurado el consejero.

"¿Se publican las listas? Sí. ¿De forma operativa? No. Tenemos que poner la información de otra manera para que el ciudadano la pueda analizar", ha afirmado, asegurando que también fomentará la "proactividad" para que las instituciones avisen al ciudadano de que está llegando al tiempo de espera máximo garantizado.

Además el consejero ha afirmado que se priorizará a las personas “en función de su situación clínica y social" y que continúa el compromiso de reducir a la mitad las listas en fase diagnóstica porque "genera incertidumbre e inquietud y sufrimiento psicológico".

Nueva norma para “blindar” el acceso universal

Por otro lado, ha anunciado una norma –sin especificar el rango-, en la que ya están trabajando los servicios hurídicos, por la que “blindará” la “universalidad” del acceso al Servicio Catalán de Salud (CatSalut).

El titular de Sanidad ha subrayado que buscará que el CatSalut sea “universal, público, equitativo e innovador”, y que recogerá los principios de diversidad que rigen en el territorio.

En relación a esta diversidad, Comín ha pedido a los ayuntamientos “madurez” para construir una “solución sólida” basada en unos principios “consensuados entre todos”. “Esto no significa que no se vayan a responder a los específicos de cada territorio”, ha afirmado el titular de Sanidad.

Comín también ha afirmado que impulsará una auditoría para analizar los flujos de las derivaciones de pacientes a hospitales privados con el fin de garantizar que, cuando no respondan a principios de eficiencia, no se realicen. Comín también ha se ha comprometido a crear un registro de contratos que permita evaluar para "disipar cualquier sombra de agravio" y asegurar que no habrá ventajas a determinados proveedores de la sanidad catalana.

ENLACES RELACIONADOS:

Órdago de Comín contra la sanidad privada (25/01/16)