Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:20
Miércoles, 23 de mayo de 2012, a las 18:49

María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha.

Redacción. Toledo
El Patronato de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha ha aprobado el Plan de Actuación para el presente año, con el que el Gobierno regional garantiza la debida atención a todas las personas con enfermedad mental grave, a drogodependientes y afectados de VIH/sida. Este plan de actuación va a suponer un gasto de más de 19 millones de euros, destinados a mantener esta red de servicios sociosanitarios, que da cobertura a 2.300 personas con enfermedad mental grave y apoyo a las más de 1.000 familias afectadas.

El ajuste presupuestario es ineludible en la actual situación de crisis, en primer lugar, en el gasto corriente y también en el capítulo personal, con el objetivo primordial de mantener activos todos los recursos sociosanitarios.

El plan de actuación para 2012 de la Fundación Sociosanitaria aborda una profunda racionalización de la gestión y de los costes, primando la actividad asistencial a estos colectivos y acometiendo una necesaria reestructuración organizativa. En este sentido, la Fundación ha presentado un expediente de regulación de empleo que afectará al 15 por ciento de la plantilla actual. En paralelo, se acometerá una reordenación y restructuración de todos y cada uno de los centros de trabajo.

Con esta restructuración, las actividades asumidas por esta Fundación en el ámbito de la investigación y de la diabetes pasarán a los departamentos correspondientes de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales y del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).