13 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El Gobierno publica el decreto por el que se incorpora el copago en la teleasistencia

La aportación se traduce en el pago de entre 11 y 19 euros mensuales

Martes, 19 de febrero de 2013, a las 10:57

Redacción. Santander
El Gobierno ha publicado el nuevo decreto de precios públicos en los servicios de atención a la dependencia en el que se incluye, entre otras medidas, la incorporación del copago para los usuarios de la teleasistencia.

Ignacio Diego, presidente del Gobierno.

El decreto, que entrará este miércoles en vigor, tras publicarse en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), se ha aprobado en Consejo de Gobierno el pasado 7 de febrero y contempla también otras modificaciones en la redacción del anterior decreto de precios.

La principal novedad es dicha incorporación del servicio de teleasistencia entre las prestaciones del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass) que tendrán un coste para los usuarios, quienes deberán abonar parte del precio.

Según avanzó hace ya unos meses la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, la aportación será de entre un 50 y un 90 por ciento, en función de su renta, lo que se traduce en el pago de entre 11 y 19 euros mensuales.

Y además de este cambio, el decreto modifica también los criterios de reserva de plaza en los centros de día y residencias cuando los usuarios estén hospitalizados o de vacaciones. Hasta ahora, se podía cobrar al usuario hasta un 50 por ciento del coste de la plaza durante su ausencia vacacional si no superaba los dos meses, y el cien por cien del coste si pasaba de los 60 días. Con la modificación, el plazo será de 45 días y, cuando se supere, deberá abonar el precio total si quiere seguir reservando la plaza para su vuelta.

Por último, el decreto también precisa la redacción de la cláusula de precios para los usuarios de servicios del Icass que no tengan reconocido el derecho a la prestación, a los que se aplica el mismo coste que a las personas en situación de dependencia moderada.