21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El General de Villalba y AECC se unen para informar sobre el cáncer de colon

El objetivo de esta iniciativa es concienciar de la importancia de un diagnóstico precoz y de un abordaje temprano de esta enfermedad

Lunes, 30 de marzo de 2015, a las 18:41
Redacción. Madrid
Con el fin de concienciar a la población de la importancia de un diagnóstico precoz y de un abordaje temprano del cáncer de colon, el Hospital General de Villalba y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) instalará el 31 de marzo, de 10,30 a 13 horas, una mesa informativa en el hall del centro sanitario para solventar las dudas sobre esta patología.

García, Bermúdez, Olivares, Fernández y Payeras.

El cáncer de colon es el tumor maligno con mayor incidencia en España, hasta el punto de que cada año fallecen más de 14.000 personas por esta patología y se diagnostican más de 32.000 nuevo casos en el país, según los últimos datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOC).

Sin embargo, se trata de una enfermedad con una muy elevada tasa de supervivencia (más del 90 por ciento a los cinco años) si se diagnostica y trata de forma precoz, porcentaje que baja al 8 por ciento si se detecta cuando ya es tarde, según destacan los especialistas del Hospital General de Villalba con motivo de la celebración del Día Mundial de esta enfermedad, que se conmemora todos los años el 31 de marzo.

Los especialistas de este centro consideran importante aprovechar esta efeméride para recordar una vez más cuáles son las señales de alarma que indican la posible presencia de uno de estos tumores: presencia de sangre en las deposiciones; cambio del hábito intestinal durante más de seis semanas; pérdida de peso o cansancio inexplicable; malestar intestinal persistente; la existencia de dos o más familiares de primer grado (padre, madre o hermanos) diagnosticados de cáncer de colon o recto a cualquier edad; o la existencia de un solo familiar de primer grado diagnosticado de cáncer de colon antes de los 60 años de edad.

“Cada vez existe mayor evidencia de la relación existente entre la obesidad, el consumo de alcohol, el tabaquismo y la inactividad física y el riesgo de presentar una neoplasia colorrectal; de esta forma la modificación del estilo de vida puede ser un punto crucial en la prevención de este tipo de tumor, aunque insuficiente”, explica Guillermo Payeras, jefe del área de Aparato Digestivo y Endoscopia del hospital.

Por eso, es necesario también participar a partir de los 50 años (y con periodicidad bianual) en los programas de cribado mediante análisis de sangre oculta en heces. Si esa prueba resultara positiva, se aconseja la realización de una colonoscopia, que en el General de Villalba, al igual que ocurre con todas las exploraciones endoscópicas, se realiza bajo sedación para reducir al mínimo las molestias del paciente.

Más casos en los próximos años

“El cáncer colorrectal no sólo es el tumor maligno más frecuente en España y la segunda causa de fallecimiento por cáncer, sino que las estimaciones que conocemos indican que el número de nuevos casos aumentará de forma ostensible en los próximos años”, señala Payeras.
 
“En España, si no se instauran medidas de detección precoz, se estima que, en los próximos años, uno de cada 20 hombres y una de cada 30 mujeres presentarán un cáncer colorrectal antes de los 75 años”, añade. “La buena noticia –prosigue—es que se trata de un tumor perfectamente prevenible y curable en el 90% de los casos si se detecta en fases iniciales, y se ha demostrado que la implantación de programas de cribado poblacionales reduce su incidencia y mortalidad”.

No obstante, si finalmente se instaura la enfermedad, las nuevas técnicas quirúrgicas, mucho menos invasivas y precisas, mejoran notablemente el pronóstico de los pacientes, si bien el procedimiento concreto a seguir depende de las características de cada caso y, sobre todo, de la etapa de desarrollo en la que se halle el tumor, según destaca por su parte el responsable de Cirugía General y del Aparato Digestivo del centro, Damián García Olmo.

Por supuesto, junto a la cirugía, y como ocurre en otros tipos de cáncer, se emplean también si es necesario, de la mano del oncólogo y del oncólogo radioterápico, distintos tratamientos farmacológicos (quimioterapia), así como radioterapia.

“Como hospital de referencia de la zona nuestro objetivo es concienciar a nuestros vecinos de la importancia de participar en los programas de cribado cuando corresponde, y en su caso de realizarse las pruebas diagnósticas. Pero también queremos que sepan que, si se les detecta la enfermedad, nuestro centro cuenta con los profesionales y las herramientas tecnológicas adecuadas para ofrecer el mejor tratamiento posible en cada caso”, indica Adolfo Bermúdez de Castro, director asistencial del Hospital General de Villalba.