16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

El diagnóstico precoz de la fibrosis quística reduce los gastos

La enfermedad afecta a más de 70.000 personas en todo el mundo

Miércoles, 23 de abril de 2014, a las 17:01
Redacción. Madrid

Luis Herrera, director médico de Gilead Sciences

Las personas afectadas por fibrosis quística necesitan un diagnóstico temprano, ya que hace que aumente su calidad de vida y produce un impacto positivo sobre el gasto sanitario. Así lo han expresado este miércoles Luis Herrero y María Río, responsables de Gilead Sciences.

La Federación Española de Fibrosis Quística ya lo había puesto de manifiesto anteriormente y está llevando a cabo acciones para que los tratamientos contra la patología tengan más cabida en el sistema sanitario; hoy, Día Nacional de la Fibrosis Quística, se suma Gilead Sciences y apoya la puesta en marcha de dichas labores.

Una mayor eficencia en el tratamiento y el cumplimiento terapéutico son dos aspectos imprescindibles para el avance médico de la enfermedad, por lo que deben mejorarse lo antes posible, y en ello están de acuerdo tanto pacientes como especialistas sanitarios.

El diagnóstico precoz, además de suponer un ahorro sanitario considerable, se puede hacer desde el momento del nacimiento, ya que hoy en día se cuenta con medios aptos para ello. Así lo ha puesto de manifiesto Luis Herrera, director médico de Gilead Sciences. Por su parte, la directora general de la farmacéutica, María Río, añade que “es fundamental para el enfermo de Fibrosis Quística controlar las exacerbaciones, es decir, que el paciente sepa detectar a tiempo los distintos síntomas para poder iniciar o modificar el tratamiento”.

La fibrosis quística afecta a más de 70.000 personas en todo el mundo y se estima que casi un tres por ciento de la población es portadora sana de la enfermedad. Las personas afectadas sufren un fuerte deterioro en sus funciones pulmonares y digestivas, y la principal causa de mortalidad es la infección pulmonar crónica causada por la bacteria Pseudomonas aeruginosa.

ENLACES RELACIONADOS:

El acceso al tratamiento contra la fibrosis quística es “desigual” (22/04/14)