Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Miércoles, 20 de mayo de 2015, a las 13:32
Redacción. Zaragoza
El Comité de Bioética de Aragón ha elaborado una declaración a raíz de las consultas realizadas por parte de dos Comités de Ética Asistencial (CEA), a propósito de los incentivos económicos que pueden percibir los médicos de Atención Primaria en el apartado correspondiente al pacto de farmacia.

Rogelio Altisent, presidente del comité.

Así, subraya que los incentivos a profesionales sanitarios solo se justifican si tienen como objetivo primordial la salud del paciente, mediante la promoción de la calidad asistencial y la eficiencia de los recursos. El comité considera que deben formar parte de un programa organizado con objetivos claros e indicadores medibles, que sean evaluables, comparables y estén sustentados en guías de práctica clínica elaboradas por organismos y grupos que destaquen por su independencia y su transparencia pública.

Por otro lado, se muestra crítico con los incentivos directos al ahorro, que no son éticamente aceptables, tanto por el riesgo de perversión en la toma de decisiones como por la desconfianza social que generan hacia los profesionales y el sistema sanitario.

Los responsables de las instituciones sanitarias deben desarrollar prioritariamente modelos de incentivación no económica, que tienen un gran poder de motivación en los profesionales y a la vez menos efectos secundarios que los incentivos estrictamente monetarios y subraya que incentivos no deben considerarse como complementos salariales, sino como un reconocimiento al trabajo bien hecho y a la excelencia.