Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 10:30

El Comarcal de Inca cuenta con consulta para cuidados paliativos

Habrá atención domiciliaria y se tratará el dolor, insomnio o estreñimiento

Jueves, 26 de febrero de 2015, a las 11:23
Redacción. Palma
La Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de Mallorca ha abierto una nueva consulta en el Hospital Comarcal de Inca con la finalidad de atender a los niños del sector sanitario de Tramuntana que requieran cuidados paliativos, con lo que se reducirá la distancia en los desplazamientos y, consiguientemente, se mejorará la calidad de vida de estos pacientes.

La consulta se situará concretamente en las instalaciones de la Unidad Básica de Salud de So na Monda, en Inca, y estará a cargo de la especialista en Pediatría del Hospital Comarcal de Inca, quien además estará acompañada por una enfermera del propio hospital.

En cuanto a los servicios que ofrece esta unidad, cabe destacar que contribuirá a mejorar la calidad de vida de los pacientes por medio de la atención domiciliaria, es decir, se atenderá a los niños enfermos en su entorno y se dedicará tiempo a las necesidades de su círculo familiar con lo que se conseguirá una atención integral: física, emocional, social y espiritual.

En cuanto a la atención física, se tratará el dolor como el síntoma principal que presentan muchos de los niños; además de otras molestias, como la rigidez, el insomnio o el estreñimiento. Por otro lado, el equipo de Enfermería instruirá a las familias en el cuidado del niño.

También se trabajarán las necesidades emocionales de los padres o cuidadores y de los hermanos del paciente proporcionándoles atención psicológica. Por lo que respecta a la esfera social, se intentará normalizar la vida del paciente en la medida de lo posible promoviendo su integración social, la interacción con sus iguales y la escolarización en los casos en que sea posible.

Finalmente, cuando la enfermedad llegue a la fase terminal, se acompañará al paciente y a sus familiares durante todo el proceso y se les ofrecerá la posibilidad de quedarse en casa hasta el momento del desenlace e incluso de fallecer ahí si lo prefieren. Posteriormente, la psicóloga continuará con la atención de los familiares durante el tiempo que dure el duelo.