Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Cibir incorpora una nueva técnica para mejorar el diagnóstico del cáncer de próstata

Nieto recuerda que el Gobierno “apuesta por la detección precoz”

Miércoles, 04 de febrero de 2015, a las 12:02
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, acompañado por la gerente del Servicio Riojano de Salud, Mª Luz de los Mártires, y por el jefe de Diagnóstico por la Imagen, Roberto Delgado Bolton, ha presentado la nueva técnica que se incorporará la próxima semana en el Cibir, que va a contribuir a mejorar el diagnóstico del cáncer de próstata.

Imagen de la visita de Nieto.

Tal y como han mostrado los especialistas de Medicina Nuclear, esto será posible mediante una exploración PET TAC, usando un nuevo radiofármaco. Este radiofármaco o radiotrazador es incorporado de forma selectiva por las células tumorales en el cáncer de próstata, lo que permite obtener imágenes que proporcionan información muy relevante para las decisiones diagnósticas y terapéuticas. Todo ello contribuye a una mejor localización del tumor y su estadio tumoral local; lo que ayudará a tomar decisiones terapéuticas más precisas. El uso de este radiotrazador o radiofármaco viene a ocupar un importante lugar en el amplio abanico de técnicas diagnósticas en La Rioja.

Esta nueva técnica viene a sumarse a otras iniciativas de la Consejería de Salud y Servicios Sociales para mejorar el diagnóstico de la patología oncológica y responde a las líneas prioritarias establecidas por la Consejería para el abordaje oncológico y que pasan por la promoción de hábitos y estilos de vida saludables; la apuesta decidida por los programas de detección precoz; y por las innovadoras terapias contra la enfermedad oncológica, de la que se diagnostica cada año en torno a 1.500 casos en La Rioja.

La prioridad para Salud y Servicios Sociales y para todos los profesionales que intervienen en el tratamiento contra el cáncer es alcanzar unas tasas altas de curación y, cuando esto no sea posible, lograr que esta enfermedad se cronifique al máximo; con el objetivo de  que el paciente viva más y con mayor calidad de vida.