La instrucción 8/2015, en vigor desde este jueves, nace de una denuncia



23 jul 2015. 21.23H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Barcelona

Josep Maria Padrosa,
gerente del Catsalut.

El Servicio Catalán de la Salud (Catsalut) ha cedido, en parte, a las denuncias por parte de algunos colectivos para que derogara la aplicación de algunos postulados del Real Decreto 16/2012 en la comunidad autónoma al poner en vigor una nueva instrucción, la 8/2015, que ofrece más garantías de acceso a la sanidad pública a los inmigrantes irregulares, aunque no todas.

Conforme a la nueva instrucción, los extranjeros que reclamen su acceso a la sanidad autonómica habrán de demostrar que se encuentran empadronados en algún municipio catalán así como firmar un documento con el Catsalut para el abono de la asistencia sanitaria prestada si dispone de recursos propios amén de demostrar que no tienen cobertura sanitaria por cualquier otra entidad o medio.

Asimismo, se incluyen algunos cambios en los dos niveles de asistencia que recoge el real decreto del Gobierno central. En concreto, se añaden programas de interés sanitario para enfermedades infecciosas como el sida o la tuberculosis y se extiende el acceso del beneficiario a la Atención Primaria y hospitalaria e incluso a la cobertura sociosanitaria, farmacéutica, transporte sanitario, rehabilitación y trasplantes.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda a la instrucción 8/2015


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.