Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:40

El acuerdo con Madrid, “la excusa perfecta” para esquilmar al hospital de Toledo, según el Colegio de Médicos

La institución critica el proyecto firmado por las dos autonomías sobre asistencia sanitaria

Domingo, 31 de mayo de 2015, a las 12:32
Redacción. Toledo
El Colegio de Médicos de Toledo ha criticado que “nunca” se le ha consultado sobre el acuerdo firmado entre las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y Madrid en materia de asistencia sanitaria. “Queremos mostrar nuestra profunda preocupación”, ha asegurado la institución que preside Luis Rodríguez Padial, la cual asegura que este proyecto será la excusa “para hacer un hospital (el de Toledo) más pequeño y de menor dotación”.

Rodrígue Padial.

“No hemos tenido la posibilidad de manifestar nuestra opinión con antelación”, se lamenta el Colegio, que recuerda que este acuerdo permite que una parte de la provincia de Toledo pase a ser atendida por el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid.

Según informa, el acuerdo puede llegar a afectar a unos 126.000 habitantes de la provincia de Toledo, un 29 por ciento de la población del área sanitaria del hospital, incluso de las más cercanas a este centro. Por esta asistencia, se llegará a pagar a Madrid unos 64,5 millones de euros en los próximos cuatro años, pago que se mantendrá en el tiempo, comenta el Colegio.

De todas formas, la institución que preside Rodríguez Padial está de acuerdo con la abolición de las "fronteras sanitarias” que se han creado entre comunidades autónomas, “lo que permitiría que los ciudadanos volviéramos a poder circular libremente por España y recibir atención sanitaria sin problemas en cualquier comunidad autónoma”. Y además, el Colegio apuesta por la informatización, “que debe permitir la trazabilidad de esta asistencia”. “Pero lejos de poner las administraciones al servicio del ciudadano, estas medidas han contribuido a someter al ciudadano a decisiones administrativas no claramente consensuadas con la población”, critica.

De todas formas, según el Colegio, “la situación creada con el acuerdo entre Castilla-La Mancha y Madrid es bien distinta a la libertad de circulación sanitaria; con este acuerdo hay una parte de la población que se asigna a otra comunidad autónoma, mientras que el resto debe recibir asistencia en el hospital de Toledo, que ahora atendería una población de unos 300.000 habitantes (un 60 por ciento de la atendida actualmente).

Asegura que esta situación “dejaría al resto de los toledanos en una situación de desigualdad, pues si bien el nuevo hospital puede recibir una adecuada dotación tecnológica, lo cierto es que en muchas áreas de la medicina, la calidad depende del volumen de la actividad. Así un buen cirujano cardiaco o un neurocirujano, por ejemplo, realizan su trabajo aún mejor cuando atienden a un número adecuado de pacientes y pierden la calidad cuando este disminuye, como pasaría en Toledo.” Además, “un menor número de población atendida conlleva menos personal sanitario y menor experiencia del mismo, a lo que hay que añadir que será difícil atraer a profesionales de la máxima calidad a un centro pequeño y de poca actividad. Un auténtico círculo vicioso que afectaría a la calidad, la investigación y la docencia. Un futuro que no deseamos para nuestra provincia”.