16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

El 1 de mayo termina el convenio entre Universidad de Navarra y la CUN

Los trabajadores de la institución deberán acudir a la sanidad pública

Martes, 22 de marzo de 2016, a las 18:49

Redacción.
El próximo 1 de mayo el Servicio Navarro de Salud asumirá, de manera general, la asistencia sanitaria de los trabajadores de la Universidad de Navarra y sus beneficiarios. Con objeto de lograr una adecuada transición de las personas pacientes al ámbito sanitario público, se creó hace unas semanas un Grupo de Trabajo con representantes tanto de la Clínica Universidad de Navarra como del Servicio Navarro de Salud, según ha informado el Gobierno foral.

A partir de la fecha señalada, cuando los pacientes precisen atención sanitaria deberán dirigirse a los profesionales de Atención Primaria del Centro de Salud que se les asigne próximamente o acudir a los Servicios de Urgencias en caso de ser necesario.

Aquellas personas que estén en seguimiento continuado por parte de especialistas en la CUN serán valorados por el médico de familia o pediatra del SNS al que queden adscritos, quien decidirá cómo continuar la atención de la manera más adecuada. Lógicamente, todos aquellos pacientes ingresados en la CUN con anterioridad al 1 de mayo debido a un proceso agudo, que permanezcan hospitalizados ese día, seguirán atendidos en el citado centro hospitalario hasta recibir el alta médica.

Excepciones en oncología

De manera excepcional se contemplan una serie de supuestos que seguirán recibiendo transitoriamente asistencia en la CUN. Así, todos aquellas personas que a fecha 1 de mayo estén siendo atendidas por padecer un proceso oncológico podrán continuar dicha atención en la CUN, según los criterios clínicos establecidos al efecto garantizando, en todo caso, la finalización del tratamiento.

En relación a los procesos quirúrgicos, se podrá autorizar una intervención quirúrgica si se considera que no debe ser demorada en el tiempo, siempre y cuando se hubiese realizado la indicación previamente al 1 de mayo. Deberá tener lugar antes de 31 de mayo.

Aquellas pacientes embarazadas cuyo diagnóstico de embarazo haya sido previo al 1 de mayo podrán continuar la atención en la CUN hasta el parto. A los pacientes atendidos en consulta antes del 1 de mayo y pendientes de resultados, interconsultas o revisiones de consultas citadas previamente se les autorizará la realización de una nueva consulta que deberá llevarse a cabo antes del 31 de mayo.