22 nov 2018 | Actualizado: 11:35

Economía apunta a las unidades de gestión clínica como la nueva “columna vertebral” del SMS

El sindicato critica que la medida no se sustenta en un análisis estudio previo o un informe de eficiencia en otras comunidades

Martes, 16 de abril de 2013, a las 16:20

Redacción. Murcia
El vicepresidente del Gobierno regional y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal, ha realizado unas declaraciones sobre la puesta en funcionamiento de las unidades de gestión clínica (UGC) como la “columna vertebral” del Servicio Murciano de Salud (SMS) y del sistema sanitario público.

Juan Bernal, consejero de Economía y Hacienda.

La Federación de Sanidad de CCOO en la Región (FSS-RM) considera “inadmisible” centrar la solución del SMS en la implantación de estas UGC, ya que para sean operativas es necesario “resetear” la mentalidad de los implicados, formarles en sus objetivos y  metodología. CCOO señala que en las UGC se valora el papel de los sindicatos como “punto negro” en el éxito de estos proyectos.

En palabras del secretario general de la FSS-RM, Javier Lanza, “no es posible considerar ni remotamente que un proyecto a largo plazo como son las UGC pueda ser la solución a las necesidades económicas actuales del SMS, sería el mismo error que considerar ingresos la venta de puntos de amarre en época de grave recesión económica”.

Hasta ahora, las líneas de proyecto que ha presentado el SMS, como casi todos sus proyectos, no se sustentan en un análisis estudio previo, un estudio de eficiencia en otras comunidades ni contempla la existencia de comisiones de control de la gestión clínica que evalúen su correcto funcionamiento, critican desde el sindicato.

“No debemos olvidar que las unidades de gestión deben de tener un protagonista central, el paciente, y deben de estar basadas en una atención transversal y en un trabajo en equipo y no en una jerarquización aún mayor de la que existe ni en un poder absoluto que recaiga en los jefes de servicio”, argumentan.

La FSS-RM asegura que “ni aprueba ni desacredita la creación de UGC”, aunque advierte que “no consentirá que se utilice como una medida de ajuste en la economía de la comunidad, cuando se trata de un proyecto que necesita análisis y reflexión por todas las partes implicadas”.