Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Lunes, 18 de enero de 2016, a las 09:37
José A. Puglisi. Madrid
Latinoamérica es mucho más que clima tropical y ritmos musicales mestizos. Entre paradisiacos paisajes, los jóvenes dedican incontables horas de estudio a convertirse en profesionales sanitarios capaces. Lo hacen con una importante carencia de recursos y herramientas tecnológicas, persiguiendo un único objetivo: cuidar a sus pacientes en las condiciones más difíciles. La capacidad de adaptación es una de sus mejores tarjetas de presentación a la hora de optar a una plaza dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), donde trabajan en completa sintonía con el modelo sanitario de España.

“En Latinoamérica nos acostumbramos a hacer mucho con poco, por lo que se desarrolla una resolución rápida de las problemáticas”, apunta a Revista Médica un adjunto del Hospital Costa de la Luz (Huelva) cuya identidad ha pedido preservar. “Trabajar en sistemas con más recursos nos permite potenciar nuestras capacidades y ofrecer lo mejor para todos los pacientes y sus familiares. Esta es una habilidad que se agradece mucho tanto por parte del hospital como de quienes confían sus vidas a nuestras manos y conocimientos”, añade.

Acceda al reportaje completo

Lea la nueva edición de 'Revista Médica'