15 nov 2018 | Actualizado: 21:10

Diagnóstico precoz, clave para el tratamiento de la fibrosis pulmonar idiopática

Los expertos se han reunido en el evento ‘Advancing in Idiopathic Pulmonary Fibrosis Research’ (AIR)

Sábado, 07 de marzo de 2015, a las 11:49
Redacción. Madrid
El diagnóstico precoz y el abordaje multidisciplinar son dos factores clave en el tratamiento de la fibrosis pulmonar idiopática (FPI), según se ha puesto de manifiesto en la reunión anual ‘Advancing in Idiopathic Pulmonary Fibrosis Research’ (AIR), que ha tenido como objetivo trasladar los resultados en la investigación al campo de la práctica clínica y aportar a la comunidad médica la posibilidad de conocer con detalle esta enfermedad.

Antoni Xaubet y Julio Ancochea.

La fibrosis pulmonar idiopática es una enfermedad rara con una alta mortalidad. Se calcula que la tasa de supervivencia a cinco años oscila entre el 20 y el 40 por ciento. Por ello, para el especialista en Neumología del Hospital Clinic de Barcelona, Antoni Xaubet, el diagnóstico precoz de la enfermedad es de suma importancia ya que ello conlleva la posibilidad de aplicar medidas terapéuticas en sus fases iniciales.

Los síntomas de esta enfermedad son inespecíficos e indistiguibles de los de otras enfermedades pulmonares por lo que "el diagnóstico es difícil y está demostrado que es imprescindible un equipo multidisciplinar", ha explicado el doctor Xaubet.

Por otro lado, en los últimos años se ha optimizado de forma evidente el tratamiento de la enfermedad con la llegada de nuevos tratamientos que permiten manejar la enfermedad de la mejor manera posible. De hecho, recientemente se acordaron en España las condiciones de financiación para la 'Pirfenidona', el primer fármaco anti-fibrótico que enlentece el deterioro funcional respiratorio en pacientes con enfermedad leve-moderada, y otras alternativas están actualmente en investigación.

Sin embargo, para el jefe del servicio de Neumología del Hospital de La Princesa de Madrid, el doctor Julio Ancochea, existen algunos retos en investigación. Por un lado, de biomarcadores un factor clave, para optimizar el diagnóstico, la evolución y la respuesta al tratamiento ya que no existe, en el día de hoy ningún biomarcador que cumpla estos objetivos, y por otro, "en el desarrollo de nuevos fármacos para conseguir la curación de la enfermedad y la valoración del efecto a largo plazo de los antifibróticos de los que se disponen actualmente".

Por último, en esta reunión anual, que se ha celebrado por primera vez en España, los expertos han querido destacar el rol de la enfermería y la comunicación con y entre los pacientes, ya que es primordial para el manejo de esta patología.