14 nov 2018 | Actualizado: 14:30

Constituidos los nuevos Consejo de Salud y Consejo de Dirección de El Hierro

Controlan la gestión y ejecución de las prestaciones sanitarias y asistenciales

Viernes, 21 de septiembre de 2012, a las 12:39

Redacción. Las Palmas
En un acto celebrado en el Salón de Actos del Hospital Nuestra Señora de Los Reyes de El Hierro, presidido por la Directora del Área de Salud de la isla, Carmen Hernández Dorta, ha tenido lugar la constitución de los nuevos Consejo de Salud y Consejo de Dirección de El Hierro. En base a la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias, el Servicio Canario de la Salud (SCS) se organiza territorialmente en demarcaciones denominadas "Áreas de Salud", configurándose éstas como órganos desconcentrados del SCS encargados, a través de sus órganos de gobierno, de asumir la responsabilidad de la financiación de las actuaciones sanitarias en su ámbito territorial. Así, en Canarias existen siete Áreas de Salud.

Un momento del Consejo de Salud de El Hierro.

El Consejo de Salud del Área La Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias regula, como órgano colegiado de participación, al Consejo de Salud del Área para la consulta y el seguimiento de la gestión de la prestación sanitaria y de los servicios, centros y establecimientos del SCS en el Área de Salud. Los Consejos de Salud, tanto del Área como de la Zona Básica de Salud, constituyen un espacio privilegiado para la participación de la población en el desarrollo de su bienestar integral y una institución necesaria para afrontar de modo eficaz los cambios que los avances científico-técnicos, los nuevos estilos de vida y los desarrollos organizativos exigen al Servicio Canario de la Salud.

Del mismo modo, los Consejos de Salud contribuyen al aumento de la sensibilidad social de la Administración, cooperando al desarrollo de la democracia, así como de un Sistema Sanitario más eficaz, eficiente, transparente, humanizado y orientado a la mejora de las condiciones de vida y salud de la población. En este sentido, los Consejos de Salud deben ser entendidos como parte del modelo sanitario y como un dispositivo del proceso de decisión público en salud, y no sólo como un mero instrumento de participación, sino como un espacio institucional que propicia la oportunidad y la efectividad de la participación comunitaria.