Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Comunidad Valenciana y Aragón investigan una terapia para evitar la cirugía en el cáncer de próstata

Se basa en una publicación de 2008 elaborada por el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud

Miércoles, 02 de marzo de 2016, a las 14:28
Redacción. Zaragoza
Aragón y la Comunidad Valenciana lideran una terapia pionera basada en la “vigilancia activa” para enfermos de cáncer de próstata con tumores diagnosticados de muy baja agresividad para evitar la cirugía y la radioterapia. Consiste en no tratar inmediatamente al paciente, sino someterlo a una “vigilancia activa” cumpliendo un protocolo médico de revisiones personalizadas, exhaustivas y periódicas.

Luis Esteban, Ángel Borque y José Rubio, responsables de la guía práctica sobre el tratamiento del cáncer de próstata.

Con este método se frenarían las complicaciones de los tratamientos anteriores y sus efectos secundarios, como la incontinencia urinaria y la disfunción eréctil, mejorando considerablemente la calidad de vida del paciente.

El protocolo incluye controles clínicos y analíticos periódicos cada tres o seis meses, dependiendo del perfil del paciente, así como resonancias o biopsias de próstata, cada uno o tres años. Si en cualquier momento el paciente manifiesta su deseo de cambiar el tratamiento o los facultativos detectan que el tumor aumenta en tamaño o agresividad se opta por pasar de una vigilancia activa a otros tratamientos con terapias focales mínimamente invasivas o, en su caso, a los tratamientos habituales con cirugía y radioterapia, siguiendo todos los protocolos establecidos.

Continuidad de un estudio de 2008

La idea da continuidad a la publicación en 2008 de la guía de práctica clínica sobre tratamiento de cáncer de próstata, que coordinó el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), centro adscrito a la Consejería de Sanidad de Gobierno de Aragón, en el marco del plan de calidad para el Sistema Nacional de Salud, “GuíaSalud”. El proyecto se hace eco de estrategias similares pioneras en Canadá, EEUU y Holanda.

El cáncer de próstata es el tumor más frecuente en el varón adulto, pero no en mortalidad, que se sitúa el tercero después del tumor de pulmón y colon. El tipo de tumores a los que va dirigido este nuevo tratamiento afecta aproximadamente entre un 15 y un 20 por ciento de todos los que se detectan en la actualidad.