17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Cobo relata a los alumnos del Colegio del Bajo Pas su experiencia humanitaria en Benín

Destaca la necesidad de mejorar la calidad del agua, que es uno de los principales problemas sanitarios

Martes, 06 de marzo de 2012, a las 16:18

Redacción. Santander
El presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Tomás Cobo, ha relatado ante más de cien alumnos del Colegio Público de Bajo Pas su experiencia en el hospital de Tanguietá, en Benín, en donde el pasado mes de diciembre trabajó como anestesista en el proyecto humanitario que desde hace seis años desarrolla la Fundación Ruta de la Luz en este país africano.

El presidente del Colegio de Médicos ha explicado a los alumnos, a través de una proyección y múltiples fotografías, cómo es la vida en este país africano, así como la excelente labor que realizan los misioneros como fray Florencio, un médico que llegó a Benín hace 40 años e instaló un consultorio sanitario, o el padre Marcos, un burgalés que lleva 22 años en África y dirige un internado que “recoge a menores evitando que sean vendidos como esclavos o que a las niñas se las case contra su voluntad”.
 

El presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Tomás Cobo, durante su conferencia.

Otro aspecto que ha impresionado a Tomás Cobo, según ha narrado a los alumnos ha sido la elevada mortalidad infantil, “los traumatismos que sufren los menores como consecuencia de las supersticiones y del maltrato” y, en definitiva, el nulo valor que tiene la vida en este país en el que los niños y las mujeres son las víctimas de una sociedad primitiva que carece de formación.

Asimismo, el presidente de los colegio de médicos de Cantabria ha destacado la necesidad de mejorar la calidad del agua ya que uno de los principales problemas sanitarios con los que se encontró el equipo de médicos del hospital de Tanguietá, en Benín, ha sido la mala calidad del agua, produciendo patologías como, por ejemplo, la fiebre tifoidea, la peritonitis o infecciones de todo tipo, para ello mostró una serie de fotografías con los múltiples pozos para extraer el agua.

Aún así, a pesar de la crudeza de las situaciones vividas en las dos semanas que ha estado en África, Tomás Cobo ha asegurado que se trata de una experiencia muy recomendable, que le ha dejado imágenes que serán eternas en su mente y que le han animado a repetir este viaje.

En este sentido, Cobo ha expresado a los alumnos del Colegio Bajo Pas, que su experiencia de Benín ha traspasado la línea profesional hasta impactar de lleno en su lado humano y ha resaltado los valores de amistad, honestidad y honor como ejes fundamentales para “ayudar a los demás”.