Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00

CESM teme que los APD y el borrador de gestión clínica hagan tambalear el pacto con Sanidad

Miralles admite la inquietud de la profesión porque no saben si el Consejo Interterritorial aportará finalmente la solución para estos dos colectivos médicos

Miércoles, 04 de diciembre de 2013, a las 11:28
María Márquez / Imagen: Miguel Ángel Escobar / Pablo Eguizábal. Madrid
Termina el año y, pese al diálogo reforzado con el Ministerio, parece que la profesión médica no acaba de respirar tranquila. Francisco Miralles, secretario general de CESM y portavoz del Foro de la Profesión Médica, admite la inquietud existente ante la solución de los APD y Cupo y Zona, y la gestión clínica. El Consejo Interterritorial se celebra en dos semanas y manifiesta su malestar porque no conocen si la reincorporación de esos dos colectivos de profesionales será solucionada por la ministra Ana Mato. tal y como prometió al firmar el acuerdo de julio.

Este miércoles, última reunión del año del Foro de la Profesión Médica…

Francisco Miralles.

Valoraremos si nos posicionamos en la demanda que han presentado el resto de sindicatos contra el pacto que hemos firmado con el Ministerio de Sanidad. Por otro lado, analizaremos un informe que lleva el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina sobre demografía médica y númerus clausus. También veremos cómo van las reuniones sobre el pacto con el Ministerio.

Este año ha sido intenso para la profesión. En los primeros meses no se descartaba una manifestación estatal, había mucha inquietud… ¿Qué balance haría de estos doce meses?

Ha sido un año muy duro. No hemos tenido un año tan duro hasta ahora. En 2012, hay un Real Decreto con medidas importantes para el Sistema Nacional de Salud y las comunidades autónomas hacen los últimos recortes presupuestarios y de personal. A esto se suma la inquietud sobre la posible desmembración de un SNS que todos valoramos mucho, dentro y fuera de España, y del que se ha cuestionado su viabilidad y sostenibilidad. Como profesión, tomamos la decisión de movilizarnos en un momento determinado, más tarde surgió por parte del Ministerio la predisposición a iniciar un diálogo con nosotros. Ha sido un diálogo largo, intenso, con mucha voluntad, pero muy pocos resultados. Está acabando el año y los resultados no se ven. CESM y Foro pusimos encima de la mesa la necesidad de dejar clara la sostenibilidad, la financiación y de luchar por un sistema público… Pero por ahora la profesión está en una situación muy tensa y espera que se agilicen estas cuestiones.

Así que la tensión sigue ahí…

Una de las cosas importantes que han ocurrido este año es este pacto con el Ministerio, al que también se han sumado enfermeros y farmacéuticos. Pero si en un SNS desmembrado en 17 sistemas regionales con competencias en personal no implicamos a las comunidades autónomas ni a los grupos parlamentarios, todo se queda en un escalón mucho más bajo, acuerdos entre profesionales y los distintos gobiernos autonómicos. La asistencia a la presentación del Pacto en octubre (día 21) fue importante, pero lo cierto es que la vertiente política no se ha conseguido, y esto debería cambiar. El SNS es de todos y nos afecta a todos, por eso creo que las grandes fuerzas políticas de este país deberían bajarse un poco cada uno de sus premisas y buscar el consenso que necesita la sociedad, los ciudadanos y la población.

Una vez que firmaron el pacto, desconocían el ritmo al que se iba a someter su desarrollo. ¿Están satisfechos o lo consideran lento?

En mi opinión, para CESM, va lento. Uno de los defectos del pacto es la inconcreción de las fechas. Hay límites para solucionar el tema de los médicos APD y de Cupo y Zona (31 de diciembre) y de seis meses para crear el Foro de las Profesiones Sanitarias. El próximo 18 de diciembre hay un Consejo Interterritorial (CI) y todavía ni como Foro de la Profesión Médica ni como CESM tenemos constancia de que haya una postura para solucionar la cuestión de los APD y de Cupo y Zona. Nos preocupa que a estas alturas aún no sepamos si va en el orden del día del CI. Si no se da una solución a estas dos cuestiones, se pondría en dificultades la credibilidad del acuerdo. De hecho, el acuerdo dependió hasta última hora de introducir en él la solución a esa disposición adicional del RD 16/2012, al final se incumplió. Ahora nos llega la sensación de que finalmente no se va a solucionar el tema. Desde luego a CESM, y espero que al Foro de la Profesión Médica también, nos pondrá en dificultades.

Dice que “no se va a hacer nada”. ¿Se refiere a que no está en el orden del día del Interterritorial?

Me gustaría conocer ese orden del día y la postura que llevará el Ministerio.

Hay comunidades autónomas que se han ido sumando en estos últimos meses a la llamada ‘solución vasca’ de prolongar las condiciones laborales hasta la jubilación…

Pero la ‘solución vasca’ es para APD, no para Cupo y Zona. Por otro lado, no está en la línea del espíritu del acuerdo, que apostaba por una postura común, no que cada comunidad autónoma tome una decisión. Queremos un Ministerio que lidere, que se moje, y esto es lo que no vemos. Sí sabemos que hay comunidades autónomas que van encontrando soluciones, pero no para los dos colectivos, salvo Galicia y Cataluña.

¿Quieren que se corrija la disposición que aparece en el RD 16/2012?

Queremos una solución, y lo que CESM siempre ha planteado al Ministerio es que se derogue el ‘10.4’ y el ‘10.6’ o bien su aplazamiento hasta el 31 de diciembre del 2025.

Así que si se limita a una recomendación ministerial no les satisfaría…

A mí personalmente, como secretario general de la Confederación, me dejaría muy insatisfecho y tendríamos dificultades en seguir confiando en un Ministerio que ‘a la primera’ no se moja.

¿Podría motivar que CESM abandonase el pacto al margen del Foro de la Profesión Médica?

No te lo puedo decir, no sé. El pacto puede tener dificultades pero lo que intentamos entre todos es solventarlas y hacer
que sea importante para los ciudadanos y la profesión.

El peor año de la crisis para la profesión, el 2013.

APDy Cupo y Zona en el Real Decreto 16/2012.

Como ha apuntado antes, también se agota el plazo para dar ‘luz verde’ al Foro de las Profesiones Sanitarias…

Tenemos alguna propuesta y hay que ver en qué ley se puede encajar su constitución, que tenga amparo legal para evitar impugnaciones. Tiene que haber una modificación en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS). Hasta ahora, lo que ha planteado el Ministerio son cuestiones genéricas, pero queremos saber hacia dónde se va a llevar esto. Las dos premisas fundamentales son cuál será la composición y qué funciones tendrá.

¿Cuál sería la composición ideal para CESM?

La que dice el acuerdo: Ministerio y Foro de la Profesión Médica. En el caso de los enfermeros, los firmantes también. Sin nadie más. Si se quiere desvirtuar con un pleno en el que cada uno que llegue a un acuerdo con el Ministerio esté ahí… Creo que eso sería desvirtuar el objetivo inicial, que parte de la Mesa del Médico. El pacto dice que el Foro funcionaría en pleno y en grupos, con uno médico y otro enfermero.

Otro de los temas ante el que hay mucha expectación por parte de la profesión es el referido a las futuras Unidades de Gestión Clínica (UGC). Se especula con un posible cambio en el régimen laboral del médico…

Yo creo que estamos confundiendo el término de la gestión clínica con las relaciones laborales. Hay que diferenciar. Lo que CESM propuso en su momento es que si el médico se implica en todo el proceso asistencial, probablemente la sostenibilidad y eficiencia del sistema sea mayor. Queríamos que esto se construyese a través de un decreto estatal que garantizase que el régimen siga siendo estatutario, la movilidad de los profesionales, que no se produzcan libres designaciones, que se ratifiquen los incentivos… Pero la realidad es bastante diferente. Hay comunidades que tienen modelos que rechazamos. Sería oportuno que el Ministerio liderase esta cuestión para que todos nos sintamos cómodos, porque si cada uno vamos por nuestro lado, se perderían conceptos y no se llegaría a ningún sitio.

¿Comparte ese temor a que se externalicen las UGC?

La externalización tampoco puede ser nuestro leitmotiv para entablar conversaciones con las administraciones. Hay muchos servicios alrededor de la asistencia sanitaria que están externalizados, algo ante lo que no nos hemos posicionado claramente. A lo que nos oponemos es a la privatización hacia entidades que tienen un carácter lucrativo, y probablemente los argumentos de que se ahorra más de esta forma no están demostrados todavía. Lo que es importantísimo para nosotros es que el profesional pertenezca al SNS y sea empleado público, sin regirnos por el régimen laboral.

Parece ser que el Ministerio ha acabado el borrador de gestión clínica. ¿Esperan tener acceso al texto?

Si el Ministerio lo ha acabado y el Foro de la Profesión Médica no lo conoce, creo que sería un error muy grande del Ministerio. Si eso es así, yo estaría incapacitado para firmar nada sobre esto con el Ministerio. Se supone que tenemos que construir esa casa entre todos, y si no se ha contado con nosotros, será muy difícil que hayan tenido en cuenta lo que nosotros queremos, por tanto será una casa en la que nos costará mucho entrar.

¿El Foro tiene alguna pista sobre si realmente está cerrado o si van a ser llamados por el Ministerio?

Esperamos que no esté cerrado y nos llamen.

Comentaba antes que un tema que tratará este miércoles es el superávit de licenciados. ¿Hasta qué punto preocupa esta cuestión?

Es fundamental planificar los recursos humanos que el sistema necesita y formarlos adecuadamente. En España hay una realidad clara: venimos de unos años de un gran incremento poblacional que nos pilló desarmados. Esto se ha acabado y, de hecho, todas las previsiones futuras hablan de que la población ha disminuido y de que lo hará más (en dos millones) en los próximos diez años. Y sin embargo, seguimos con una planificación de médicos en consonancia con esa expansión poblacional anterior. Hay que empezar a cambiar los esquemas y adaptarse al flujo poblacional actual. No se puede seguir abriendo facultades de Medicina, somos el segundo país del mundo, después de Sudán, con mayor número de facultades. Esto es kafkiano. Cada provincia quiere tener una facultad de Medicina, eso no se puede soportar y hay que decirlo. Estamos formando los médicos a Alemania y a otros países de Europa. Deberíamos dar una imagen de más seriedad y planificación.

¿Quién tiene que dar el paso para cambiar la situación?

Los ministerios de Educación y Sanidad. Y las comunidades autónomas.

En esta cuestión influye también el registro de profesionales, presentado ‘en sociedad’ hace unos meses…

Si hay reivindicaciones históricas en la CESM son el estatuto jurídico propio, la Mesa propia y el registro de profesionales. Es tercermundista que aún no exista el registro en este país. No saber cuántos médicos hay, qué formación tienen… Ya no sé dónde está el problema, porque todos estamos de acuerdo en que hay que hacerlo, pero culminarlo es difícil. El hecho de que no exista demuestra la ineficacia y la poca voluntad de hacer las cosas bien.

¿Cómo han seguido la tramitación parlamentaria de la Ley de Servicio Profesionales y la cuestión de la colegiación?

Como Foro de la Profesión Médica hay divergencias, pero CESM ha defendido históricamente la defensa de la colegiación obligatoria, aunque también en la Confederación hay opiniones diferentes. Lo que nos preocupa es el tema de la incompatibilidad sindical, y la recurriremos ante el Tribunal Constitucional o donde haga falta.

El borrador ministerial sobre gestión clínica.

Expectativas ante 2014.

¿CESM ha entendido los recursos del resto de sindicatos contra el pacto firmado con el Ministerio?

Sí. Muchas veces nos movemos por miedo, incluso nosotros. Si se hablan de cosas que ponen en peligro tu estatus actual, es normal que se tenga miedo. El resto de sindicatos tienen una representatividad en el Ámbito de Negociación y creen que estos foros podrían quitarles competencias, así que entiendo que lo recurran. Pero lo que se negocie en estos foros no debe vulnerar la negociación colectiva sobre las condiciones laborales porque, entre otras cosas, yo como sindicato también me opondría a que una organización que no ha sido elegida democráticamente decida sobre estas cuestiones.

Defiende que esos acuerdos con profesionales pasen también por el Ámbito de Negociación…

Yo entiendo que si en el foro profesional se discuten condiciones económicas o laborales deberá llevarse a ese Ámbito. Eso es defender la legalidad.

¿Qué espera de 2014?

El peor año ha sido este. A partir de ahora, ya se vislumbra en los presupuestos autonómicos un cierto crecimiento y, por tanto, no habrá tantas restricciones. La Comunidad Valenciana ya ha logrado un gran acuerdo para recuperar la carrera profesional. Creo que el próximo año puede ser ese año en el que articulemos todo lo que hemos perdido desde 2009 hasta ahora. Las pérdidas de derechos han venido desde las comunidades autónomas y desde el Gobierno central. Espero que se calendarice cómo se recuperarán todas estas cuestiones.

En cuanto al acuerdo del Foro de la Profesión Médica con el Ministerio, me gustaría que concretaremos más y acelerásemos un poco las cuestiones, de forma que el nivel de relación sea más fluido para que para las cosas más importantes que tenemos que hacer  no nos enteremos por la prensa.

Así que es optimista y confía en que todo el trabajo de este año sirva para algo…

Yo tengo que ser optimista. Trabajo muchas horas para conseguir cosas, así que la mentalidad tiene que ser esa.

Entiendo que no espera que la conflictividad que ha habido estos últimos años pueda rebrotar…

La conflictividad siempre es la ausencia de diálogo y de acuerdo. En cualquier caso, una cerilla puede prender un fuego y a partir de ahí quizás no lo controles. Creo que hay que agotar siempre la vía del diálogo y del consenso, lo que no quiere decir que el diálogo no pueda romperse. Esa conflictividad todavía no la descarto porque tanto en la sociedad como en los profesionales percibo una sensación latente de inquietud. Entre todos debemos cambiar esa mentalidad porque, de lo contrario, puede que esa conflictividad no haya terminado.

Francisco Miralles en un momento de la entrevista con la redactora María Márquez.