14 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Jueves, 28 de marzo de 2013, a las 19:05

Redacción. Valencia
El Sindicato Médico y el de Enfermería (Cemsatse) ha anunciado este jueves que impugnará cualquier orden de la Consejería de Sanidad que no pase por mesa sectorial y que afecte a cambios en las condiciones laborales de médicos y enfermeras, como prorrogar la jubilación o modificar la jornada laboral.

Andrés Cánovas, secretario general de CESM-CV.

"Los cambios que se produzcan a nivel de relación laboral deben ser aprobados en mesa sectorial", ha subrayado en un comunicado el sindicato, que señala que "la legislación está para cumplirla y es preciso que los poderes públicos sepan que ellos están también obligados a ello". Así, ha asegurado que impugnará "cualquier atajo que se quiera introducir".

Cemsatse, que engloba a CESM y Satse, ha asegurado que está dispuesto a negociar "un plan de recursos humanos de la comunidad que realmente sea y vea las necesidades de médicos, especialistas, enfermero, auxiliares", pero "en ningún caso aceptará un plan que es simplemente una coartada para poder jubilar a los médicos y enfermeras con experiencia, con formación y que están y han solucionado los problemas de esta Comunidad en los últimos años, y solo por un motivo de edad y ahorro.

Así, ha subrayado que los ciudadanos de la Comunidad Valenciana "no deben sufrir problemas de asistencia como ocurrió en su momento en Cataluña y Andalucía por un motivo idéntico, la jubilación forzosa de los médicos con experiencia".

"La jubilación debe ser voluntaria"

Al respecto, considera que la jubilación debe ser "voluntaria, incentivada y después de que el Gobierno central esté planteando la prorroga de esta, es incongruente que la Consejería de Sanidad, por problemas personales, de ahorro, económicos, intente quitarse de encima a profesionales con experiencia que son en muchos casos los que solucionan los problemas de la Sanidad Valenciana".

Para el sindicato, "la experiencia, el tiempo de trabajo en medicina es un grado indispensable. No podemos dejar perder ese capital de conocimiento que significan nuestros médicos mayores, y la Consejería de Sanidad y el Consell deben pensarse mucho el poner en marcha cualquier accion que se dirija en ese camino".

Con esta actitud, ha anunciado Cemsatse, el Consell "dilapidaría toda la inversión realizada en la formación de estos profesionales" que, según ha asegurado, puede alcanzar los 12 años de estudios y unos 150.000 euros por médico recién salido y de 500.000 euros en el caso de los médicos con edad avanzada. "Se tiraría un dinero sin necesidad, y Cemsatse intentará defender a los ciudadanos", ha concluido.