Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

CCOO, UGT y CSIF acusan al Ib-Salut de negarse a negociar en la Mesa Sectorial

Entre otros asuntos debían debatir los acuerdos de movilidad y promoción interna

Miércoles, 22 de abril de 2015, a las 18:37
Redacción. Palma de Mallorca
Los sindicatos mayoritarios del ámbito sanitario con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad, CCOO, UGT y CSIF, han acusado este miércoles al Ib-Salut de discriminar al 30 por ciento de sus trabajadores.

Miquel Tomàs, gerente del Ib-Salut.

En un comunicado, estos sindicatos, que han señalado que se han  levantado de la Mesa Sectorial de Sanidad “ante la aptitud soberbia, temeraria y despreciativa” de la administración, han explicado que “esta discriminación, aunque afecta mayormente al personal no sanitario, también afecta a personal sanitario al no contemplar los periodos sobrantes generados por la suspensión de la carrera  ordinaria que se ejecutó en el 2010”.

Los sindicatos han señalado que el Ib-Salut, incumpliendo el reglamento de la Mesa, se ha negado a negociar los documentos presentados en tiempo y forma por estas tres organizaciones sindicales y que estaban incluidos en el orden del día y que afectan a más de 13.000 trabajadores, “llegado al esperpento de impedir la  votación de uno de los puntos, momento en el que los representantes sindicales han abandonado la sala”.

Por ello, este mismo jueves decidirán movilizaciones a llevar a cabo en el próximo mes de mayo, después de que este miércoles hayan exigido el cumplimiento del reglamento, ya que entienden que la administración incumple un auto judicial por el que se estableció un calendario para la apertura de la bolsa única en las categorías pendientes desde el mes de octubre.

Según han dicho, la presidencia de la Mesa ha desestimado la  negociación de los acuerdos de movilidad, promoción interna y ceses de los trabajadores “negándose a negociar e imponiendo su criterio”. También se ha abordado la recuperación de parte de los complementos congelados y recortados por el actual Govern, sobre el que los sindicatos se han posicionado a favor.