20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Puigdemont anuncia sus primeros retos sanitarios

El recién elegido presidente de la Generalitat se ha comprometido a mantener el modelo y las políticas sanitarias que lleva implantando el Gobierno de Artur Mas

Domingo, 10 de enero de 2016, a las 18:46
Redacción. Barcelona
El recién elegido presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha comprometido a mantener el modelo y las políticas sanitarias que lleva implantando el Gobierno de Artur Mas -el líder saliente- en la última legislatura.

El candidato a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont.

Así lo ha anunciado Puigdemont durante su discurso inicial en el pleno de investidura de este domingo, donde el miembro de Junts pel Sí también ha asegurado que "todos los ciudadanos que viven en Cataluña, independientemente de su situación, podrán acceder a la sanidad" de la comunidad. "Tenemos que ir hacia un modelo integral de asistencia y de salud", ha explicado. Asimismo, en este sentido, Puigdemont ha anunciado tarjetas sanitarias para los menores refugiados que lleguen a la región en el futuro.

Los asuntos sociales y el sistema de la dependencia también ha tenido su espacio en el discurso de investidura. Puigdemont ha anunciado que su comunidad aplicará un decreto de atención a la dependencia que permita a estos usuarios acceder al sistema sin discriminación, así como un plan de emergencia social, dotado con 1.000 millones de euros, para cubrir la asistencia de los colectivos más débiles.

Otras prioridades para el Ejecutivo de Puigdemont

La independencia de Cataluña es una de las grande prioridades que Puigdemont ha puesto sobre la mesa este domingo, tal y como ha evidenciado en sus primeras palabras ante el Parlament.

El nuevo presidente se ha referido a cinco ejes principales para impulsar esta legislatura: culminar el proceso en su fase participativa, ciudadana y asociativa, diseñar definitivamente las estructuras de Estado necesarias y "ponerlas a punto"; tramitar las leyes de transitoriedad jurídica y del proceso constituyente e internacionalizar el proceso independentista.

La investidura de Puigdemont llega tras un acuerdo in extremis entre JxSí y la CUP, un pacto que en los últimos días parecía poco probable, ya que los primeros fijaban como innegociable que Mas no fuera el presidente y los segundos lo rechazaban frontalmente.

Finalmente, Artur Mas ha dado el "paso al lado" que reclamaban los anticapitalistas, aunque ha avisado de que su decisión no supone una retirada de la política activa, sino que trabajará por el proceso y se centrará en su partido, que aspira a renovarse este 2016.

ENLACES RELACIONADOS:

Los planes sanitarios de Mas hasta las elecciones (05/06/15)

El “no” de la CUP divide a los médicos catalanes (04/01/16)