Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Miércoles, 19 de marzo de 2014, a las 22:05

Antonio María Saez Aguado y Jon Darpón, consejero de Sanidad de Castilla y León y consejero de Salud del País Vasco, respectivamente.

Redacción. León / Bilbao
La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León y el Departamento de Salud del Gobierno vasco han afirmado que la "desgraciada" muerte de una niña vecina de La Puebla de Arganzón (Condado de Treviño) el pasado lunes, "no tiene vinculación" con la colaboración que mantienen ambos gobiernos y con el cumplimiento del protocolo suscrito entre ambos ejecutivos.

Por ello, han reiterado el compromiso de los responsables de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León y del Departamento de Salud del Gobierno vasco para trabajar en la mejora del mismo.

En un comunicado conjunto, ambas consejerías han afirmado que la colaboración y coordinación entre ambas Comunidades "siempre ha sido satisfactoria y eficaz" y que el servicio que se presta a los vecinos de esta zona tiene "las mismas garantías de calidad que las de los ciudadanos de cualquier otra zona de Castilla y León o de Euskadi".

Tras mostrar sus "más sentidas condolencias" a la familia de la niña y lamentar "profundamente lo ocurrido", han recordado que el Departamento de Salud del Gobierno vasco tiene abierto un proceso de investigación para esclarecer los hechos.

Una vez recibidos los informes del servicio de Emergencias, del servicio de pediatría del Hospital de Txagorritxu en Vitoria y el informe de la autopsia de la niña, se analizarán todos los datos para adoptar, de inmediato, las medidas oportunas y que serán dadas a conocer públicamente.

Protocolo

En enero del año 2012 se firmó un protocolo general de colaboración entre el Gobierno vasco y la Junta de Castilla y León por el que se regula también la colaboración en materia sanitaria.   Desde entonces, se ha realizado un seguimiento periódico de la colaboración y coordinación sanitaria entre ambas Comunidades y ésta, "siempre ha sido positiva", han asegurado.

La asistencia sanitaria a los ciudadanos del Condado de Treviño es una responsabilidad de la sanidad pública de Castilla y León que, en materia de urgencias, dispone de un servicio de guardia 24 horas al día en el Centro de Salud, así como una UVI medicalizada y una Unidad de Soporte Vital Básico en una localidad próxima.

En virtud del Protocolo citado, desde País Vasco se facilita asistencia en los servicios de urgencias de los hospitales de Vitoria así como los medios de transporte sanitario urgente de los que dispone Osakidetza. En el Protocolo se establece que las urgencias se atenderán "con los recursos más óptimos en cada momento". Asimismo, se facilita la asistencia especializada no urgente a todos los vecinos del condado que así lo soliciten.