26 de septiembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 16:20

Bruselas pone bajo la lupa la nueva Ley de Colegios

La Comisión publicará un mapa europeo de profesiones reguladas en el que se mostrará claramente cuáles lo están, con qué condiciones y para qué países

Miércoles, 02 de octubre de 2013, a las 19:20

Redacción. Bruselas
La Comisión Europea ha adoptado este miércoles una Comunicación en la que anuncia el inicio de una evaluación de las normativas nacionales que regulan el acceso a las profesiones. De este modo, el Ejecutivo europeo no se despega ni un milímetro de las normas de colegiación de los profesionales sanitarios españoles, dejando claro que pondrá bajo la lupa las modificaciones que resulten del Anteproyecto de Ley de Colegios Profesionales, impulsado por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Michel Barnier, comisario de Mercado Interior y Servicios.

Los cambios que introduzca la nueva Ley (en fase de alegaciones) serán inspeccionados por las autoridades europeas, que tienen como mantra impedir que los requisitos establecidos para acceder al mercado laboral como farmacéuticos, médicos o enfermeros impidan la libre movilidad de profesionales entre los 28, las prácticas multidisciplinares y la consecuente creación de nuevos empleos.

La colegiación obligatoria de las profesiones sanitarias no ha sido considerada como una “restricción innecesaria” por Bruselas, que reconoce que este requisito es básico para garantizar la seguridad de los usuarios. Sin embargo, la mayor tutela de los Estados sobre la gestión de los colegios para evitar 'gremialismos' y el endurecimiento del regimen de incompatibilidades sí que han llegado al Anteproyecto de Ley español con el sello europeo.

Mapa europeo de profesiones reguladas

Con el fin de poder disponer de un panorama más completo de las barreras que afectan al acceso y ejercicio de las profesiones reguladas, Bruselas hará que en los próximos meses cada Estado miembro notifique la lista de las profesiones que regula, también a nivel regional, y los avances en normativa que estén realizando. A continuación, la Comisión publicará esta lista en forma de mapa europeo de profesiones reguladas en el que se mostrará claramente cuáles lo están y para qué países. Con este mapa en la mano, un profesional que desee trabajar en otro Estado miembro sabrá qué condiciones exige cada país para el puesto de trabajo que le interesa.

El proceso puesto en marcha este miércoles invita a los Estados miembros, en una segunda fase, a llevar a cabo en los próximos dos años una evaluación recíproca de los respectivos obstáculos existentes que limitan el acceso a determinadas profesiones. Las partes interesadas, en particular las que actúan en representación de los profesionales, participarán plenamente en este ejercicio, según Bruselas. Con ello se busca identificar los ámbitos en los que los Estados miembros y las propias profesiones “bloquean de forma desproporcionada” el acceso a las actividades reguladas. Aquí se tendrán en cuenta las grandes reformas que están ya en curso en Portugal, Polonia, Italia, Eslovenia y España para facilitar el acceso a estos oficios.

Barnier: “No se trata de desregular las profesiones”

Michel Barnier, comisario de Mercado Interior y Servicios, ha declarado que, “pese a nuestros intensos esfuerzos, la movilidad de los profesionales en la Unión Europea sigue siendo limitada. Las condiciones de acceso a determinadas profesiones pueden ser complejas, gravosas y, muy a menudo, varían considerablemente de un Estado miembro a otro”.

“Esta circunstancia”, añade, “actúa como elemento disuasorio a la hora de buscar y encontrar un empleo en otros Estados miembros. Estoy convencido de que la repertorización por parte de los Estados miembros de las profesiones reguladas, y la subsiguiente realización de una clasificación y evaluación de los escollos que entorpecen el acceso a las profesiones será un ejercicio útil”.

No obstante, aclara Barnier, “no se trata de desregular las profesiones ni de imponer sanciones a los Estados miembros, sino de garantizar un mejor acceso a los servicios profesionales examinando cuáles son las estructuras de entrada que mejor promueven un sistema simplificado, proporcionado, seguro y transparente”.