Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Bruselas aprueba un proyecto europeo de atención a crónicos donde participa el área de salud de Manises

Entre un 3 y un 5 por ciento de la población de esta zona presenta una patología crónica grave

Viernes, 20 de febrero de 2015, a las 16:06
Redacción. Valencia
La Comisión Europea, a través de la Comisaría de Conectividad, ha dado luz verde al proyecto INCA (Inclusive Introduction of Integrated Care), primer proyecto europeo centrado en la integración y atención del paciente crónico basado en nuevas tecnologías y en el que participará el área de salud de Manises (Valencia), según ha informado el centro en un comunicado. En este caso, se tratará de personas que presentan una insuficiencia cardiaca avanzada.

Tras más de un año de preparación, el área de salud de Manises y los servicios sociales del Ayuntamiento de Quart serán los representantes españoles junto a Murcia de este proyecto en el que también participan otras diez instituciones de Chipre, Letonia y Croacia.

A lo largo de 2014, el área de salud de Manises ha trabajado "intensamente" en la definición de los planes de cuidado y con la creación de equipos de trabajo multidisciplinares encargados de llevar a cabo todas las acciones. Así, los médicos de familia y profesionales sanitarios del centro de salud de Quart, junto a los trabajadores sociales de la localidad, comenzarán a partir de marzo a monitorizar, mediante una plataforma tecnológica exclusivamente creada para el proyecto, a todos los pacientes crónicos del municipio con insuficiencia cardiaca avanzada.

Carlos Rodrigo ha destacado que se ha elegido incluir en este proyecto la patología de insuficiencia cardiaca "porque tiene una elevada mortalidad, mala calidad de vida sin los cuidados adecuados con muchos ingresos hospitalarios y, sin embargo, es una de las que más beneficios presenta en la gestión proactiva de los casos".

Entre un 3 y un 5 por ciento de la población del área de salud de Manises presenta una patología crónica grave. De estos, alrededor de 3.000 pacientes presentan insuficiencia cardiaca, 500 de ellos ya en situación avanzada. Los principales problemas de estos pacientes son sus continuas desestabilizaciones caracterizadas por la dificultad para respirar ante cualquier esfuerzo y que les obliga a continuas visitas a urgencias.