Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Bellvitge consolida el modelo asistencial en red para tratar la esclerosis múltiple

Consigue que 1 de cada 2 pacientes no tenga ninguna discapacidad permanente

Lunes, 16 de diciembre de 2013, a las 13:18
Redacción. Barcelona
El Hospital Universitario de Bellvitge lidera el único servicio en red de esclerosis múltiple de España, englobado en el Plan de Salud de Cataluña, para ofrecer el mejor diagnóstico y tratamiento al mayor número de pacientes y lo más cerca posible de su residencia.

Sergio Martínez Yélamos.

Según informa el hospital en nota de prensa, los facultativos de la Unidad de Esclerosis Múltiple de Bellvitge, designada como referente del programa Centros, Servicios y Unidades de Referencia (CSUR) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y del Consejo Interterritorial de Salud, trabajan de manera coordinada con el Hospital de Viladecans, el Hospital Joan XXIII de Tarragona y el Consorcio Sanitario del Garraf para homogeneizar la calidad de las terapias y compartir los avances en la enfermedad.

“Los especialistas en esclerosis múltiple de cada hospital nos reunimos una vez por semana para compartir conocimientos y de esta manera consensuar cuál es el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Esto no sólo es interesante para los otros hospitales emergentes en el tratamiento de la enfermedad, sino para todos, ya que comparamos experiencias, algo vital sobre todo en los casos con un cuadro clínico complicado”, ha explicado Sergio Martínez Yélamos, jefe de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario de Bellvitge, centro que también forma a médicos en este campo.

De los más de 1.000 pacientes que se tratan en el hospital, se ha conseguido que uno de cada dos no tenga ninguna discapacidad permanente y que casi un 40 por ciento de la mitad restante tenga discapacidad mínima, es decir, que puedan ser autónomos. Unos datos muy esperanzadores para una enfermedad tradicionalmente con mal pronóstico, que se consiguen gracias a un diagnóstico cada vez más precoz y una mejora en la gestión de cada caso. La figura llamada ‘eliminadores de barreras’ es un buen ejemplo de los avances en la asistencia de los enfermos de esclerosis múltiple.

Una enfermera gestora acompaña al paciente durante todo el proceso dándole los recursos asistenciales que necesite en todo momento y en cualquiera de los cuatro hospitales. Estos comparten una base de datos común en tiempo real, lo que permite visitar al paciente como si fuera un habitual del centro en cuestión.