La compañía está presente en España desde 1979



24 nov 2013. 12.10H
SE LEE EN 7 minutos

Redacción. Madrid
La presencia de Otsuka en España se remonta a 1979. Desde entonces, el papel de la filial española ha sido fundamental para la compañía, ya que desde aquí se lideran proyectos europeos, como el de formación de los profesionales de la compañía. Además, esta apuesta queda refrendada por la instalación en Barcelona del Laboratorio Europeo de Control y Calidad. Entre los factores diferenciales de la compañía, el Managing Director de la compañía en España destaca su apuesta por las ‘alianzas horizontales’, que derivan en la creación de innovación a través de la cooperación entre diferentes compañías.

Jordi Plaja, managing director
de Otsuka en España.

¿Cómo ha evolucionado la compañía desde su nacimiento hasta la actualidad?

Otsuka está presente en España desde 1979 y, actualmente, la filial está formada por más de 80 personas. En Otsuka Europa, la sede española representa un papel muy importante, no sólo porque fue la primera filial en llegar al continente, sino también porque en Barcelona se encuentra el Laboratorio Europeo de Control y Calidad, que comercializa todo el portfolio de medicamentos aprobados en EU y por estar liderando diferentes proyectos a nivel europeo.

Otsuka es una compañía farmacéutica que investiga, desarrolla, fabrica y comercializa productos originales e innovadores para el tratamiento de enfermedades y el mantenimiento del bienestar diario. Se encuentra entre las veinte primeras empresas farmacéuticas y su objetivo es posicionarse entre las diez primeras.

Nuestro trabajo diario se basa en crear valor global a través de la innovación. Para ello, desde el inicio, investigamos en medicamentos que puedan suponer realmente una aportación para el tratamiento de enfermedades para las que no existe una terapia verdaderamente efectiva. Con este fin apostamos firmemente por la innovación, partiendo de la base de que ésta se genera a partir del encuentro entre ideas y talentos de diversa índole, y la globalización.

¿Cuáles son sus áreas de especialidad?

En la actualidad, Otsuka trabaja principalmente en cuatro áreas terapéuticas: Sistema Nervioso Central (Abilify®(Aripiprazol) en copromoción con Bristol Myers Squibb y Lundbeck), sistema digestivo (UBTest®, un test de aliento para el diagnóstico del Helicobacter Pylori; Adacolumn®, un procedimiento de Granulocitoaféresis Selectiva indicado en pacientes con enfermedades inflamatorias de carácter autoinmune), Endocrinología (Samsca® (Tolvaptán), medicamento de una nueva familia, los vaptanes, que actúan frente a la hiponatremia asociada al déficit de la hormona antidiurética) y Cardiovascular (Pletal® (Cilostazol), primer fármaco de una nueva clase terapéutica que actúa incrementando los niveles de AMPc).

¿Cuáles son sus principales objetivos en España?

Nuestro principal objetivo es continuar con nuestro crecimiento y afianzar nuestro posicionamiento en el sector, a la vez que seguimos dando un servicio -a la sociedad en general y a los pacientes en particular- a través de soluciones concretas para patologías y trastornos sin tratamiento. Al mismo tiempo, pretendemos aportar sostenibilidad al sistema, apostando por un marco de colaboración público-privada en un entorno compartido de responsabilidad en la gestión.

Por el momento, han comercializado seis productos en nuestro país. ¿Verá la luz alguno más en próximas fechas?

Otsuka busca posicionarse entre las primeras compañías farmacéuticas del mundo. El pipeline de Otsuka incluye 12 moléculas en fase II y III de investigación. De hecho, acabamos de firmar un acuerdo estratégico con Lundbeck que nos dará acceso a varias moléculas más en el área de Sistema Nervioso Central. En lo relativo a las áreas, la investigación se centra en el SNC, Cardiovascular y Oncología, principalmente.

¿Qué hace de Otsuka una compañía diferente a las del resto del sector?

Frente a la estrategia de negocio tradicional de las “Big Pharma”, Otsuka apuesta por la creación de innovación a través de la cooperación entre diferentes compañías, es decir, a través de “alianzas horizontales”. Creemos que los mejores resultados derivarán de la discusión y el pensamiento compartido entre compañías aliadas. Así, el ejemplo es que tenemos una alianza con Lundbeck para investigar, desarrollar clínicamente y comercializar medicamentos en el área de SNS entre las dos compañías. De esta forma, Otsuka y Lundbeck se aportan valor y conocimiento en los mercados en los que uno está más introducido que el otro.

Están realizando una apuesta muy fuerte en I+D, ¿qué importancia tiene dentro de la compañía este aspecto?

Como ya he apuntado antes, en Otsuka estamos decididos a ser una empresa que cree valor global a través de la innovación. Para ello, investigamos en medicamentos que puedan suponer realmente una aportación para el tratamiento de enfermedades para las que actualmente no existe una terapia verdaderamente efectiva. Con este fin apostamos firmemente por la innovación, partiendo de la base de que ésta se genera a partir del encuentro entre ideas y talentos de diversa índole, y la globalización.

En términos económicos, la compañía ha invertido cerca de 1.000 millones de euros en I+D y actualmente está investigando en 12 moléculas prometedoras que se encuentran en fase II y III de desarrollo.

¿Está afectando la crisis a su ámbito de actividad? ¿En qué medida?

La crisis está suponiendo un duro reto para las compañías farmacéuticas en España, y Otsuka no es ajena a la situación. La crisis financiera, la deuda que mantienen las comunidades autónomas con los laboratorios y los recortes en sanidad están penalizando la innovación y el crecimiento en todo el sector.

Por eso, desde Otsuka, siguiendo precisamente la filosofía japonesa, estamos apostando por la formación de los empleados, la especialización, la personalización y la flexibilidad, como una vía para fomentar la innovación a todos los niveles, y así poder presentar propuestas concretas y alternativas que nos permitan seguir con nuestra actividad, pero realizada de una manera diferente y ventajosa para todas las partes implicadas.

En general, las compañías innovadoras del sector estamos al límite de nuestra capacidad. Somos conscientes de que son necesarios cambios, porque el sistema como tal no es sostenible, el modelo de negocio debe modificarse. Pero, de acuerdo a nuestros valores, creemos que la clave está en invertir en innovación eficiente, y si recortamos la capacidad de las empresas para innovar no solo no seremos más competitivos, sino que además tendremos una sociedad que esta perdiendo oportunidades de vivir mejor.

¿Qué supone para Otsuka formar parte del IDIS?

Para Otsuka, formar parte de IDIS es necesario e importante, en tanto en cuanto contribuye a llevar a buen puerto uno de los objetivos primordiales de nuestra compañía: trabajar por un sistema sanitario de calidad para todos. A este respecto, en mi opinión, IDIS ha entendido perfectamente esta cuestión en el sentido de que su trabajo gira en torno a poner en valor la aportación de la sanidad privada a la sanidad de nuestro país y a la integración de la sanidad pública y privada, con el fin de promover la mejora de la salud de todos los españoles.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.