27 de marzo de 2017 | Actualizado: Lunes a las 16:30

Salud convocará una OPE al año

En 2016 publicará un decreto de tiempos máximos en intervenciones quirúrgicas

Viernes, 04 de septiembre de 2015, a las 16:46
Redacción / Imagen: Miguel Fernández de Vega y Cristina Cebrián. Madrid
El responsable de la sanidad andaluza, Aquilino Alonso, ha subrayado que uno de los retos para la presente legislatura es la defensa de la sanidad pública. Para ello, trabajan en el Proyecto de Ley de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público. En una entrevista para Redacción Médica, ha anunciado su compromiso de convocar una OPE cada año y hacer exámenes como mínimo cada dos. Y actuar contra las listas de espera quirúrgicas con un decreto, que se publicará el próximo año, y que garantizará un tiempo máximo de 90 días. Rechaza la colaboración público-privada y mantiene la defensa a ultranza a la subasta de medicamentos.

Si le parece, comenzamos con preguntas de ámbito nacional. ¿Cómo va a afectar a la sanidad el actual panorama político español?

Como resultado de las últimas elecciones, la composición política del país ha cambiado notablemente. Y, a nivel sanitario, eso se ve claramente reflejado en el Consejo Interterritorial. Es ahí donde estoy convencido de que se va a propiciar un diálogo más fluido e intenso que, a su vez, va a provocar cambios en la política sanitaria, enfocados hacia la universalidad, el refuerzo de la sanidad pública y la disminución de las formúlas de gestión privada. Todo ello permitirá que avancemos hacia la consolidación del sistema sanitario español, o al menos eso espero.

El consejero de Salud durante la entrevista con Redacción Médica.

¿Cuál es la postura de Andalucía ante la atención sanitaria a los inmigrantes sin papeles?

El camino a seguir es atender a los inmigrantes igual que a los ciudadanos andaluces. Aunque el Ministerio de Sanidad ha dado un plazo de quince días a las comunidades autónomas para que presentemos alegaciones a su propuesta, nosotros tenemos ya la respuesta: defendemos que se asista a los inmigrantes igual que al resto de ciudadanos. Ese va a ser nuestro modelo.

Sobre la Hepatitis C: ¿está funcionando el plan de financiación del Ministerio de Hacienda o ha asumido la Consejería de Salud el coste de estos tratamientos? ¿A cuántos pacientes se están dispensando?

Estamos en una situación un poco ‘kafkiana’. Tenemos el compromiso del Ministerio de Sanidad de que el Ministerio de Hacienda tiene un plan, pero las consejerías del ramo lo desconocen. Actualmente no sabemos cómo está la situación de la financiación. Si bien, esta problemática no puede afectar en ningún caso a los ciudadanos, por lo que en Andalucía hemos seguido cumpliendo lo que marca el protocolo. Y la realidad, a día de hoy, es que tenemos, con fecha del mes de agosto, 4.089 pacientes que están recibiendo el tratamiento.

El consejero explica cómo se asistirá a los inmigrantes irregulares.

Centrándonos ya en Andalucía, ¿cómo han sido sus primeros meses al frente de la Consejería de Salud?

Han sido intensos. La razón principal es que teníamos que preparar normativas pendientes, siendo una especialmente relevante, el Proyecto de Ley de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público. Las primeras sensaciones son buenas. Me siento orgulloso de que la Presidenta me haya llamado para ser Consejero de Salud porque es un ámbito en el que he trabajado toda mi vida, lo conozco y me permite tener interlocuciones privilegiadas con todos los sectores.

¿Cuáles son los principales retos que se ha fijado al frente de su departamento?

Nos hemos fijado una serie de retos claros. El primero tiene que ver con la garantía de la sostenibilidad del sistema sanitario, que se refleja en el proyecto de ley antes mencionado. También queremos avanzar en la investigación biosanitaria porque es fundamental en el plano asistencial y en el desarrollo económico autonómico. De hecho, la investigación va a formar parte del nuevo modelo económico de la Junta de Andalucía.

Otro reto es la atención al paciente crónico. Es un problema para el que se han planteado diferentes soluciones. En Andalucía nuestro planteamiento es trabajar con Atención Primaria como eje vertebrador de la asistencia sanitaria y, desde ahí, tratar de forma integral al paciente.

Para todo ello es fundamental trabajar de la mano de los profesionales sanitarios. Tenemos que recuperar la complicidad perdida en el periodo de crisis.

Entre los retos de esta legislatura está potenciar la investigación sociosanitaria.

Una de las medidas aplicadas por Andalucía en los últimos años, y que usted mantendrá, es la llamada subasta de medicamentos, ¿por qué Andalucía está tan sola en la aplicación de esta iniciativa?

La subasta de medicamentos que, en realidad es una selección pública de medicamentos,  no plantea ningún problema. La realidad es que produce un ahorro importante para la comunidad. En 2015, la previsión de ahorro es de 130 millones de euros, recetando el principio activo y haciendo una selección previa de medicamentos. Y, con las subastas anteriores, se ha conseguido un ahorro real de 150 millones, que han permitido no tener que tomar medidas más duras. Y sin que la calidad se vea resentida en ningún momento.

Los que vean en la subasta un problema deberán explicar cuál es. Somos transparentes en los criterios por los que adjudicamos los medicamentos. Pagamos a los farmacéuticos el mismo porcentaje que vale el fármaco en el mercado, por lo que las oficinas de farmacia no pierden nada. Hay sociedades científicas, como Semergen, que han defendido esta medida.

Han planteado que la financiación de la sanidad represente el 6,5 por ciento del PIB, ¿cree que la Junta puede asumir esta medida a corto plazo? ¿Qué áreas van a priorizar?

Es un criterio que nos planteamos a lo largo de una legislatura, pero entendemos que ésta es la base de la que partir para conseguir un sistema sanitario de calidad. Es un porcentaje que permite mantener una cartera de servicios de las mejores de Europa. Dentro de nuestras prioridades está el desarrollo de la Atención Primaria y apostar por valores a los que, en los últimos tiempos, no se les ha dado tanta importancia, como la prevención y la visión integral del médico de familia. Insisto, Primaria debe ser el eje vertebrador de la asistencia sanitaria y trabajaremos para que así sea.

Una reclamación constante de los médicos es la subida salarial. ¿Tiene alguna propuesta en este sentido?

Cada cierto tiempo veo publicado el informe del sindicato médico sobre este aspecto. Le diré que en los datos que refleja no recoge todos los complementos que perciben los facultativos. En Andalucía disponemos, por ejemplo, de un complemento de productividad que cobran todos los profesionales y que no se contabiliza en dicho informe. De este modo, Andalucía queda en una mala posición, pero si se estudiaran las retribuciones anuales brutas, la comunidad quedaría equiparada a la media nacional.

En cualquier caso hay que recuperar la estabilidad que se perdió en 2012. A partir de enero del próximo año no se hará ningún contrato al 75 por ciento, pues aún hoy queda algún eventual de corta duración. A medida que vayamos conociendo el presupuesto de la comunidad iremos viendo qué medidas implementaremos para conseguir el objetivo marcado por la Presidenta; esto es, que todos los profesionales recuperen sus derechos perdidos.

Aquilino Alonso responde a las preguntas en el plató de Sanitaria 2000.

Siguiendo en materia de Recursos Humanos, ¿En qué situación se encuentra la tasa de eventualidad en el SAS?

En un sistema público es bueno que exista una mínima tasa de eventualidad, pero actualmente estamos en niveles muy elevados como consecuencia de la tasa de reposición. Por ello hemos lanzado una OPE con 3.200 plazas, que es lo máxima que esta tasa de reposición nos ha permitido.

Nuestro compromiso a este respecto es convocar una OPE cada año y hacer exámenes como mínimo cada dos, algo que nos parece razonable una vez que se estabilice la situación. De momento parece que el próximo año la tasa de reposición no existirá.

¿Cuál es la situación de las listas de espera? La presidenta Susana Díaz anunció que elaboraría una orden para garantizar un tiempo máximo de espera para cirugías de 90 días, ¿en qué situación se encuentra?

Somos de las pocas comunidades que publica los datos de las listas de espera. Y, en comparación con las últimas que publicó el Ministerio de Sanidad, el tiempo medio de espera  en intervenciones quirúrgicas está un mes por debajo. Por tanto, la situación, si la comparamos con la estatal, es muy buena, ya que tenemos la menor tasa de personas en espera para ser operado.

Aquilino Alonso aborda la política de recursos humanos.

Sin embargo, esto no nos conforma porque, el compararnos con unos datos que no son los mejores, no nos ilusiona. Nuestra obligación es dar la más rápida respuesta a los ciudadanos andaluces.

En este sentido, estamos revisando servicio por servicio la demora media en los hospitales y analizando la situación que lo provoca. El objetivo es establecer un criterio que nos permita reducir esa lista de espera a una situación mejor. Lo ideal sería tender a cero, pero en ningún sistema sanitario se puede dar esta tendencia, porque incluso hay una espera que es consustancial al tiempo.

En cuanto a la orden, está previsto que se apruebe a lo largo del año que viene. Estamos elaborando la norma, incluyendo en ella los procedimientos quirúrgicos que incorporaría y que pasarían de una espera de 180 a 90 días. Es decir, se van a reducir a la mitad.

Aquilino Alonso avanza que el próximo año estará lista la orden para minimizar las listas de espera.

Un asunto que genera cierta controversia es el de la colaboración público-privada, ¿cuáles son los planes de la Consejería en este sentido?

Nosotros, en el Proyecto de Ley de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público definimos nuestro sistema como un sistema público de provisión público. Por lo tanto, defendemos que la provisión de la asistencia sanitaria sea pública. No pensamos privatizar la gestión de ninguno de nuestros hospitales y no es ese nuestro modelo. En los últimos años el porcentaje dedicado a conciertos ha ido bajando. Ahora se sitúa en torno al 3 por ciento del presupuesto del Servicio Andaluz de Salud.

Entendemos que es fundamental tener una buena sintonía con la oposición. ¿Cómo es la relación con el Partido Popular? Recientemente ha presentado un pack de medidas para defender la sostenibilidad del sistema, ¿qué opina?

Creemos que debemos trabajar de verdad por la sostenibilidad del sistema. Hemos presentado ya la norma de sostenibilidad del sistema sanitario público, antes que el Partido Popular (PP), en torno a la cual propusimos que se nos plantearan los aspectos a mejorar.

Las medidas del Partido Popular, si las presentan como enmiendas a la norma y hay alguna que mejore el texto, bienvenido sea. Me gustaría recordar que quien ha planteado a la Unión Europea que el porcentaje de gasto en relación al Producto Interior Bruto (PIB) sea del 5,3 por ciento, no ha sido el Partido Socialista sino el Ministerio, que está liderado por el PP. Es el momento de dejar de plantear situaciones que no nos llevan a ningún sitio e intentar trabajar en esta ley de sostenibilidad.

ENLACES RELACIONADOS:

Salud revela qué solicitantes podrán aspirar a la próxima OPE (04/08/15)