Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:50

Romaní: “La verdadera sostenibilidad del Estado del Bienestar la determina la creación de empleo”

Se ha referido a la colaboración público-privada, que supone una apuesta por la modernización de los servicios públicos

Miércoles, 16 de mayo de 2012, a las 23:21

Redacción. Madrid
El consejero de Hacienda del Gobierno de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, ha asegurado este miércoles que “la verdadera sostenibilidad del Estado del Bienestar la determina la creación de empleo”.

Arturo Romaní, consejero de Hacienda.

Romaní ha participado en las jornadas sobre Presupuestos organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PricewaterhouseCoopers, donde ha intervenido en la mesa redonda "¿Que futuro para la sostenibilidad del Estado de bienestar?", junto al consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, y el consejero de Hacienda y Administración Pública de la Comunidad Valenciana, José Manuel Vela.

En su intervención, el consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha ha asegurado que “sin perjuicio de otros aspectos como la eficiencia en la gestión de los sistemas, ninguno es sostenible si unos pocos tienen que sostener a otros muchos". Por tanto, ha asegurado, "sin creación de empleo no hay Estado del Bienestar ni hay sostenibilidad".

A su juicio, "la contención del gasto público y la eficiencia máxima en la gestión es la base que garantiza la sostenibilidad del sistema, lo que permite aplicar recursos a la inversión, el crecimiento y la creación de empleo". Además, ha añadido Romani, "el proceso de reducción del gasto público debe enmarcarse en un proceso más general, que impulse la cultura del esfuerzo. Se trata de transformar la cultura de la subvención", ha enfatizado.

Según ha explicado el consejero, con la recaudación de impuestos "estamos detrayendo recursos de unos ciudadanos, con el correspondiente esfuerzo para ellos, y transfiriéndolos a otros. Por ello debe estar perfectamente claro el fin que lo justifica, que es una prioridad social. Si no, corremos el riesgo de desincentivar el cumplimiento de obligaciones tributarias y, además, crear desigualdades".

Asimismo, Romaní ha incidido en la importancia de la reducción del déficit. “No hay que olvidar nunca que al incurrir en déficit estamos consumiendo no sólo los impuestos que recaudamos en el periodo, sino los del futuro y, además, incrementados con los intereses.”

Reformas estructurales

Romaní ha hecho una exposición de cómo, a su juicio, puede afrontar la Administración las prestaciones del Estado del Bienestar, en concreto educación, sanidad y asuntos sociales. Además de las reformas estructurales que el Gobierno de Castilla-La Mancha ya ha emprendido, el consejero se ha referido a la colaboración público-privada, que supone una apuesta por la modernización de los servicios públicos, con la que es posible por ejemplo “una sanidad pública, gratuita, universal, de calidad y sostenible”.

En materia de educación, Romaní ha subrayado que el objetivo es mejorar el sistema y mantener su carácter universal y gratuito. “En Castilla-La Mancha se ha tratado de introducir la máxima eficiencia en la gestión y prescindir de gastos evitables o sustituibles, sin afectar por ello a la calidad”, ha explicado.

Como ejemplos de aprovechamiento de los recursos disponibles, Romaní ha detallado la reprogramación de las rutas de transporte escolar, la revisión del sistema de formación del profesorado o la racionalización de la política de subvenciones, entre otras.

“Castilla-La Mancha está inmersa en un proceso intenso de reformas, valientes, decididas, algunas difíciles y, en muchos casos, imitadas por otras comunidades autónomas. Todas estas reformas se recogen de manera integral en el Plan Económico Financiero que esperamos que se apruebe mañana en el Consejo de Política Fiscal y Financiera”, ha concluido.