17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

La financiación para programas de VIH-sida cae un 66%

Las ayudas son para un total de 29 proyectos, frente a los 77 presupuestados en 2011

Lunes, 14 de enero de 2013, a las 23:09

María Márquez. Madrid
El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha recogido este lunes la publicación de las subvenciones concedidas para financiar programas de prevención y control de VIH y sida para el año 2012. En total, 29 programas frente a los 77 presupuestados en 2011, que suponen una disminución presupuestaria del 66 por ciento.

La Coordinadora Estatal de VIH-Sida (Cesida) es, con cuatro programas, una de las entidades que más colaboración ministerial recibe, junto a la Federación de Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), y otras como Médicos del Mundo y la Fundación Triángulo. Estas dos últimas son además, las que cuentan con las partidas más cuantiosas (218.000 y 67.000 euros, respectivamente), destinadas a la prevención en el colectivo de la prostitución, usuarios de drogas, personas sin hogar y población inmigrante (Médicos del Mundo); y a la prevención del virus y de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en poblaciones vulnerables como los Trabajadores Masculinos del Sexo (TMS), las Mujeres Transexuales Trabajadoras del Sexo (TTS) y los Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH), atendidas por la Fundación Triángulo.

El inmigrante ilegal, sin acceso a tratamientos por patologías asociadas al VIH

Juan Ramón Barrios, portavoz de Cesida.

En lo que respecta a Cesida, que engloba a 89 asociaciones, cuenta con cuatro programas financiados (uno menos que en 2011), y en cuantía recibe 150.000 euros, frente a los 255.300 del año anterior. Su portavoz y miembro de la comisión ejecutiva, Juan Ramón Barrios, califica este recorte de “auténtico mazazo” teniendo en cuenta, como resalta, que llega en un momento en el que se está produciendo un aumento de casos de VIH (3.500-4.000 personas al año) y que a esta frágil situación financiera se suma el tijeretazo de las partidas que el Plan Nacional sobre el Sida destinaba a las autonomías (recursos reducidos en un 50 por ciento en el mejor de los casos). Por otro lado, Barrios resalta que la tardanza en publicar la convocatoria (noviembre de 2012) ha originado graves problemas económicos a las ONG, hasta el punto de obligarlas a hipotecarse y acudir a líneas de crédito, lo que ha llevado a que centros de Baleares, Galicia, Canarias, Murcia, Cataluña o Comunidad Valenciana hayan tenido que cerrar sus puertas.

Entre los colectivos que se verán más afectados por esta reducción presupuestaria, el portavoz de Cesida ha resaltado los usuarios por vía intravenosa, que han visto reducidos los programas para prevenir contagios; la prostitución; y los hombres que practican sexo con hombres, entre los que el diagnóstico precoz, que facilitan estas organizaciones, es fundamental. Pero Barrios se detiene de forma especial en el grupo de los inmigrantes ilegales de quienes Cesida tiene constancia de que “están sufriendo muchas trabas para ser atendidos en la sanidad pública por patologías asociadas al VIH, como la tuberculosis”, lo que a su vez llama a la reflexión sobre futuros problemas de salud pública que conllevarán estos recortes. “La salud es un bien común, no se mide en términos económicos; además, esto es un flaco favor a las arcas, porque aumentan las urgencias, las infecciones y los ingresos hospitalarios”, ha subrayado Barrios. Una disconformidad que la Coordinadora Estatal ha manifestado al ministerio de Sanidad mediante una carta remitida el pasado mes de noviembre, cuando recibieron los datos que este lunes ha publicado el BOE.