18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Martes, 27 de enero de 2015, a las 15:45
Redacción. Santiago de Compostela
El Servicio Gallego de Salud habilitó 769 camas adicionales, llevó a cabo 931 contratos o refuerzos y realizó 348 derivaciones a centros concertados por el pico de la gripe, entre el 22 de diciembre y el 8 de enero de este año.
Estos datos fueron ofrecidos por la consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, en el marco de su comparecencia a petición del Parlamento y a raíz de la solicitud presentada por el PSdeG para pedir explicaciones por el “colapso” en las urgencias.

Rocío Mosquera.

En su primera intervención, Mosquera ha reconocido que el pico de la gripe ha provocado “serias dificultades de gestión”, pero ha asegurado que se mantuvieron los estándares de “calidad” y los más graves fueron atendidos “a tiempo”. Con todo, ha admitido que el resto fueron asistidos “en el menor tiempo posible”.

Otro de los fallos detectados que ha citado la consejera ha sido el “drenaje” desde las urgencias a la hospitalización.
Además, la titular de la Administración pública gallega ha defendido que, “pese a la alta demanda”, sólo hubo que reprogramar cirugías en los complejos de Ourense y de Vigo.

En todo caso, Mosquera ha admitido también que “no es por supuesto la atención que debe y quiere dar” el Sergas, por lo que se “revisarán” los planes de contingencia de los hospitales, la campaña de vacunación para aumentar las tasas y también se “mejorará” la atención a los pacientes crónicos.

La portavoz sanitaria del PSdeG en el debate, Carmen Acuña, ha vuelto a pedir la dimisión de la consejera, como única forma para tener “credibilidad” en las “disculpas” a los ciudadanos. “Le pido formalmente que se marche. Adiós consejera, cierre la puerta al salir”, la despidió la diputada socialista.