21 nov 2018 | Actualizado: 20:15

Unas 25.000 pacientes son diagnosticadas de cáncer de mama al año

La enfermedad se diagnostica, en un 99 por ciento, en mujeres y tiene una supervivencia cercana al 85 por ciento

Miércoles, 14 de octubre de 2015, a las 16:11
Redacción. Madrid
La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) suma sus fuerzas para hacer frente al cáncer de mama, una enfermedad de la que se diagnostican cada año unos 25.000 casos nuevos pero que afecta a más de 63.000.

sabel Oriol, presidenta de la AECC.

Los afectados por este tipo de tumor, pacientes y familiares, son el centro de una campaña que ha querido poner el foco en las necesidades de aquellas personas que, sin tener el tumor, también pasan por la enfermedad.

El cáncer de mama se diagnostica, en un 99 por ciento, en mujeres y tiene una supervivencia cercana al 85 por ciento. Pese a que cada año hay una incidencia mayor, se estima que este año 2015 más de 26.000 personas serán diagnosticadas por cáncer de mama, la supervivencia aumenta un 1,4 por ciento cada año y su tasa se sitúa cerca del 85 por ciento.

Es, asimismo, un cáncer paradigmático puesto que una mayor concienciación social sobre su detección precoz y la reducción del riesgo de desarrollarlo, así como un mayor esfuerzo en investigación, han logrado que sea uno de los tumores con mejor pronóstico y mayores índices de supervivencia y cronificación.

Diálogos AECC, un espacio de debate para los familiares de las pacientes

Para conocer en profundidad lo que supone para una familia un diagnóstico de cáncer, la AECC ha organizado una jornada bajo el título ‘Diálogos AECC’ y moderado por la periodista Rosa Quintana, donde cuatro familiares han ofrecido su testimonio y han puesto de manifiesto las necesidades de las familias. Pablo, Santiago, Elisabetta y Lucía, han hablado de sus temores, la soledad a la que se enfrentan tras el diagnóstico de cáncer y ser la parte fuerte de la pareja, la necesidad de apoyarse entre ellos y de recibir el apoyo de amigos, pero sobre todo, han señalado que la enfermedad ha conseguido unirles mucho más. 

Patrizia Bressanello, psicooncóloga de la AECC asegura que “los índices de malestar general de los familiares de paciente de cáncer son incluso mayores que los de los pacientes. Un proceso de cáncer conlleva muchos cambios y eso no es fácil. Genera angustia e inseguridad y los familiares y cuidadores piensan que no van a saber cómo hacerlo. Necesitan de todo nuestro apoyo”. 

Raquel del Castillo, Trabajadora social de la AECC, afirma que “los familiares de enfermos de cáncer tienen problemas sociales y laborales. El impacto social del cáncer es importante, sobre todo, el impacto socioeconómico y también a nivel laboral, la estructura familiar, el ocio, las relaciones… En muchas ocasiones la familia tiene que adaptarse a los cambios de roles. La tradicional cuidadora de la casa pasa a ser la cuidada. Sin preparación previa asumir el rol de cuidador de los familiares es difícil. Ellos no saben si son capaces de asumirlo.  Además, los cuidadores no conocen sus derechos y por la dedicación plena al familiar enfermo se olvidan de pedir ayuda, cuando son el pilar para el paciente”.

ENLACES RELACIONADOS:

La AECC incrementa en un 21% las ayudas a la investigación (15/09/15)