Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:05

‘No’ a las cuentas de 2014 del Colegio de Médicos

Más de un tercio de los compromisarios han apoyado debatir la moción alternativa

Viernes, 24 de abril de 2015, a las 17:18
Cristina Mouriño. Madrid
La Asamblea de Compromisarios del Colegio de Médicos de Madrid ha rechazado aprobar las cuentas de la corporación del ejercicio 2014. Ningún voto a favor, una abstención y el voto en contra de 43 compromisarios han logrado “frenar la gestión irregular” de la Junta Directiva, tal y como ha denunciado la presidenta de la corporación, Sonia López Arribas.

Asimismo, se ha dado luz verde con 69 votos a favor, uno en contra y tres nulos la moción alternativa presentada por la presidenta, Sonia López Arribas, cuyo debate se ha producido gracias al voto favorable de 55 compromisarios, más de un tercio de los presentes, tal y como marcan los estatutos.

A la izquierda, Javier Matos, expresidente del Colegio de Médicos de Madrid (1980-1996) y Sonia López Arribas, actual presidenta de la corporación. A la dercha, los colegiados Miguel Ángel Sánchez Chillón, y Asunción Rosado.


En ella propone anular el acuerdo con la correduría de seguros del Colegio por el que la Junta Directiva había autorizado la devolución de 115.488 euros a la compañía, rescindir los contratos externos del colegio (entre los que figuran los de la Asesoría Jurídica, el Departamento de Informática, la agencia de comunicación o Esbratina, empresa encargada de alquilar el uso comercial de las salas del colegio) e instar a la Junta Directiva a presentar en un plazo de un mes un presupuesto para 2015 ajustado y que contemple una reducción del 30 por ciento de la cuota colegial.

La tesorera de la corporación, Ana Vidal ha defendido que el Colegio de Médicos ha logrado en 2014 988.228 euros de superávit. Con el ahorro generado, la corporación desarrollará, entre otros cometidos, las obras de mantenimiento de la sede del Colegio de Médicos, “porque de no llevarlas a cabo”, ha asegurado Vidal, “nos cerrarán el colegio”. Asimismo, ha garantizado que “todos los contratos que se han acordado han contado con la firma de la presidenta, y cuando no ha podido ser así, se han autorizado con la firma de otros dos miembros de la Junta Directiva, tal y como rezan los estatutos”. Asimismo, ha garantizado que las cuentas de 2014 han sido auditadas y ha trasladado a los compromisarios que tienen a su disposición una copia de la misma en el colegio.

Durante su intervención, la presidenta del Colegio de Médicos ha denunciado la “grave situación en la que se encuentre la corporación”. Sonia López Arribas ha animado a los compromisarios, tanto a los elegidos el pasado mes de febrero (por elección directa e indirecta) como a los procedentes de la anterior Junta Directiva a votar en contra de las cuentas correspondientes al año 2014 para frenar de esta forma “las irregularidades que el resto de la Junta Directiva ha acordado durante este mandato”.

Sonia López Arribas ha denunciado que contratos externalizados, como el del departamento de informática, la esbratina o la Asesoría Jurídica se han sacado adelante “sin la firma de la presidenta y en contra de los intereses de la Asamblea”.  Asimismo, ha denunciado que bajo las necesarias obras de adecuación de la sede de la corporación “intenten colar un gasto de 700.000 euros para ampliar las cocinas y sacar beneficio a través de la explotación comercial de salas, cuando esta no es la función de un colegio de médicos”. Según ha detallado, la empresa que explota las salas se lleva el 75 por ciento de los beneficios frente al 25 que recibe el colegio.

Por otro lado, ha criticado que la Junta Directiva “ha retrasado reiteradamente la elección de compromisarios porque no le interesa que ustedes hagan frente a sus irregularidades”. López Arribas ha recordado a los compromisarios presentes en la Asamblea que este “retraso injustificado” se ha llevado ante el Consejo General de Colegios de Médicos “pero parece que no les quieren”. Asimismo, ha denunciado “que el retraso en la renovación del máximo órgano de representación del Colegio, ha dado lugar a que los que ya han sido elegidos y proclamados ahora no puedan votar, y los de la Junta Directiva anterior hayan cesado por estatutos porque su mandato concluye a los cuatro años de haber sido elegidos, es decir, en 2013”.

Javier Matos y Miguel García Alarilla, expresidente del Colegio de Médicos de Madrid en la etapa de Juliana Fariña. A la derecha, Félix Bravo, gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares; y Carlos Amaya, compromisarios del colegio.


A la izquierda, los colegiados Ricardo Martínez y Guillermo Sierra. A la derecha, Miguel Ángel Sánchez Chillón charla con otros colegiados.




ENLACES RELACIONADOS:
López Arribas propondrá que los compromisarios exijan rescindir los contratos del Colegio de Médicos (22/04/15)