Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La Finba busca sinergias para promover la investigación y la innovación biomédica

Pretende que sean las principales señas de identidad de la comunidad

Jueves, 12 de marzo de 2015, a las 16:47
Redacción. Oviedo
La Asociación de Empresarios de Instrumental Médico Quirúrgico (Adimpa), que agrupa a trece compañías del sector, ha suscrito este jueves un convenio de colaboración con la Fundación de Investigación Biosanitaria de Asturias (Finba), en cuyos fines colaborará con una aportación de 25.000 euros.

El presidente de Adimpa, José Antonio López-Fombona, y el consejero de Sanidad y presidente del patronato de Finba, Faustino Blanco, han rubricado el acuerdo que formaliza la colaboración a la que la asociación empresarial ya se había comprometido el pasado mes de abril, durante la constitución formal de la fundación.

El acuerdo contribuirá a promover la investigación biomédica, poniendo los medios de la fundación a disposición de la ciencia para el desarrollo de una investigación de alta calidad; impulsar que se establezcan y realicen proyectos en materia de investigación biosanitaria de alcance nacional o internacional; y velar por la ética en la investigación e innovación biosanitaria, así como por el seguimiento de los principios deontológicos propios de la investigación en ciencias de la salud.

Igualmente, también se trabajará para velar por el cumplimiento de las normas en materia de investigación biosanitaria; y promover el interés de la sociedad asturiana por la investigación, el desarrollo y la innovación, mediante la divulgación del conocimiento científico y técnico, con especial énfasis en el generado en el Principado, así como su difusión a las empresas e industrias asturianas, de forma que la innovación se convierta en una de las principales señas de identidad
de la comunidad.

Asimismo, con la finalidad de potenciar líneas prioritarias en el ámbito de la investigación biosanitaria, el benefactor valorará la posibilidad de financiarlas de forma independiente, a través de becas o proyectos específicos. El convenio tendrá una vigencia de un año prorrogable, previo acuerdo entre las partes.