Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

El control de la glucemia en el hospital es mejorable en la mitad de los casos

La SEMI analiza, por primera vez, la atención que reciben los pacientes con esta patología hospitalizados en los servicios de Medicina Interna

Jueves, 06 de noviembre de 2014, a las 16:40
Jesús Vicioso Hoyo. Madrid
El control de la glucemia en el hospital es mejorable en la mitad de los casos. Esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el estudio Midia (Medicina Interna y diabetes), impulsado por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Mantener los niveles de glucemia por encima de los niveles deseados es una de las principales razones de las no pocas complicaciones que se producen en estos enfermos hospitalizados.

Ricardo Gómez, jefe de Medicina Interna del Hospital Regional de Málaga y coordinador del estudio Midia; Javier Ena, coordinador del grupo de diabetes y obesidad de la SEMI y coordinador del Midia; Antonio Zapatero, vicepresidente de la SEMI, y Francisco Pajuelo, director médico de Novo Nordisk.


Los investigadores han trabajado con los datos recopilados en 111 hospitales de todo el país, comprobaron que 1.000 de los casi 5.500 pacientes ingresados un mismo día en Medicina Interna (MI). Esta es la primera vez que se hace esta ‘fotografía’ que servirá, como ha expresado el vicepresidente de la SEMI, Antonio Zapatero, para que los facultativos tomen cartas en el asunto. “Es un punto de partida y ya sabiendo de dónde partimos, como sociedad hemos de plantear mecanismos de mejora y trasmitírselo a los médicos”, ha indicado.

El encargado de desgranar los datos del Midia ha sido Javier Ena, coordinador del grupo de diabetes y obesidad de la SEMI y uno de los coordinadores del estudio. Ena ha señalado que el control de la glucemia “es mejorable en el 50 por ciento de los pacientes”. “Entendiendo por mejorable que no se había utilizado el tratamiento recomendado en las guías de práctica”, ha dicho, para añadir después: “El mantener en el hospital la glucemia a niveles superiores a 240 es lo que produce las complicaciones en los pacientes hospitalizados, por eso es importante mantenerlos entre 80 y 180 miligramos por decilitro”.

Y hay trabajo por delante, ya que, según ha desglosado Ena, una quinta parte de los diabéticos hospitalizados recibe tratamientos que descompensan la glucemia, por ejemplo. “Entre ellos, los tratamientos con cortisona, que producen hiperglucemia y que pueden condicionar una peor evolución de los pacientes durante el ingreso”. Igualmente, se ha observado que hay un cinco por ciento de los enfermos que reciben nutrición parenteral, que también produce descompensación glucémica.

Novedades poco difundidas

Todo esto, ¿por qué? Entre otros motivos, por las novedades poco conocidas en las guías de práctica clínica. “Éstas han incorporado nuevos conocimientos desde hace aproximadamente ocho o diez años en los que se han introducido análogos de insulina frente a la insulina humana que se utilizaba antes. Esto ha permitido reducir el número de hiperglucemias y optimizar el perfil glucémico de los pacientes, ya que todos estos fármacos pueden reproducir mejor la respuesta fisiológica del organismo en los sujetos con diabetes”, ha desgranado Ena, quien ha añadido: “Quizá estos conocimientos no se han difundido lo suficiente a lo largo de la geografía española y europea”.

Por su parte, Ricardo Gómez Huelgas, jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital Regional de Málaga, ha recordado que la diabetes es una de las pandemias que “más crecimiento ha tenido en la historia de la humanidad”. “Cada vez hay más pacientes en el hospital por diabetes. Los ingresos se han triplicado en los últimos años y ahora estamos hablando de entorno a los 500.000 al año”, ha apuntado el también coordinador del Midia para enmarcar la trascendencia del estudio en Medicina Interna.