Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:50

Concluida la implantación de la receta electrónica continua para AP en las islas no capitalinas

Canarias es una de las comunidades autónomas con mayor porcentaje en la utilización de esta herramienta

Jueves, 12 de febrero de 2015, a las 16:00
Redacción. Tenerife
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha concluido la implantación de la receta electrónica continua para Atención Primaria y Atención Especializada en las islas no capitalinas (La Palma, La Gomera, El Hierro, Lanzarote y Fuerteventura) mientras que, en Gran Canaria y Tenerife, aún se encuentran en fase de implantación.

Brígida Mendoza, consejera de Sanidad.

En concreto, la puesta en marcha de una única receta electrónica continua permite que el paciente disponga de un plan terapéutico de medicación ambulatoria, cuya información es la misma para los diferentes ámbitos asistenciales y en el que éste recibe las instrucciones de la medicación o de tratamientos permanentemente actualizada. Además, ofrece mayor seguridad y calidad de la prescripción.

De este modo, con esta aplicación, los profesionales sanitarios del SCS disponen del mismo historial fármaco-terapéutico del paciente y hacen un seguimiento de los tratamientos, sabiendo si la medicación se recoge con regularidad de las oficinas de farmacia o si se hace un uso inadecuado de la misma, lo que es una de las principales causas de ingreso hospitalario o visitas a los Servicios de Urgencias.

Canarias es una de las comunidades autónomas con mayor porcentaje en la utilización de la receta electrónica según los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad. Así, en el mes de diciembre del pasado año, 94 de cada 100 recetas dispensadas en las farmacias se prescribieron en formato electrónico, porcentaje superior al de otras comunidades.

En general, el sistema proporciona a los profesionales sanitarios un mecanismo de alertas electrónicas que les avisa de riesgos en el momento de la prescripción con respecto a interacciones medicamentosas, duplicidades terapéuticas, medicamentos no recomendados para personas mayores de 65 años (criterios Priscus), y notas informativas de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, contribuyendo a la prevención de la aparición de posibles efectos adversos medicamentosos.

Asimismo, el sistema permite realizar nuevas prescripciones, cierres de medicación o modificaciones de pauta e informa sobre el origen de la prescripción con el nombre del profesional y especialidad a la que pertenece, lo que resulta de especial interés para los médicos de Atención Primaria y los Atención Especializada.

Además, permite compartir las alergias medicamentosas de los dos ámbitos asistenciales, impidiendo proseguir con la prescripción en caso de que la alergia esté registrada como confirmada y alertando cuando se encuentre registrada como sospecha.