Redacción Médica
18 de octubre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:10
La Revista

La vida en 4º de Medicina: “Solo recuerdo lo básico de los primeros años”

Pablo Ara, tinerfeño de 20 años estudia Medicina en Madrid

La vida en 4º de Medicina: “Solo recuerdo lo básico de los primeros años”
Esther Ortega
Sábado, 28 de julio de 2018, a las 20:00
Pablo Ara, tinerfeño de 20 años eligió estudiar Medicina por varias razones: "Es una carrera muy interesante y siempre me interesó el estudio del cuerpo humano. Además, ofrece buenas salidas laborales así como un futuro mas o menos estable. Por último, creo que profesionalmente es una carrera preciosa y muy enriquecedora, también a nivel personal", explica el joven. Pero si hay algo que de verdad le empujó, fue la influencia de sus padres, ambos médicos, que le contagiaron la vocación desde pequeño.

"Elegí la URJC porque fue la universidad de Madrid en la que entré. Quería estudiar aquí debido a la facilidad para coger un vuelo hacia mi isla, además de que pienso que es donde mejor formación se imparte o donde son más exigentes", argumenta el isleño, que ahora está en cuarto. "De los cursos anteriores me acuerdo de lo básico, la verdad es que me gustaría acordarme de más pero con lo exigente que son los cursos se hace casi imposible repasar lo anterior", lamenta Pablo, que siente mayor predilección por  Anatomía, Patología General, Farmacología  y Fisiología.

En su opinión, la metodología utilizada en la facultad es susceptible de cambios: "Creo que la formación se podría mejorar mucho aumentando las clases prácticas y planificando bien las que ya están. A lo mejor poniendo dos clases teóricas y prácticas al día de las mismas asignaturas, viendo en el mismo día la teoría y la práctica, como hacen en la UPV/EHU", explica Pablo, al que no le gustan asignaturas como Anatomía Patológica, Bioquímica, Introducción a la Medicina o Bioestadística.

MÁS PRÁCTICAS

Además, Pablo echa de menos ciertos enfoques de las asignaturas para hacerlas mñas interesantes: "deberíamos centrarnos más en lo general y no tanto en los pequeños detalles o en la excepción. Que interioricemos bien las exploraciones físicas y los conceptos generales. También pienso que, en la asignatura de introducción a la medicina, se podría aprovechar para enseñar los conceptos más básicos y no estar tan centrada en los estudios y la investigación", expone el tinerfeño, que enumera las carencias prácticas: Se debería enseñar a sacar sangre, las distintas recogidas de muestras, hacer suturas, aprender las normas de los quirófanos, enseñar a lavarnos, enseñarnos los distintos nombres de síntomas, signos y operaciones. En general, hacerla más práctica y centrada en la parte clínica.

El isleño está contento con la mayoría de profesores que ha tenido estos cuatro años de carrera, aunque reclama más implicación de otros  y más estabilidad a lo largo de los cursos. "Hay muchos profesores que no parece que se preparen bien las clases o que tengan muchas ganas de darlas. El principal problema que veo es cuando vienen muchos profesores distintos para una misma asignatura. A veces es preferible que sea un único profesor comprometido el que de las clases en lugar de que vengan muchos expertos", argumenta el joven, que confía en esa cercanía: "Así se crea un vínculo entre el profesor y los alumnos, sabemos que nos gusta cómo da la clase y que vale la pena ir a escucharle y acabamos aprendiendo más".

PRIMEROS PASOS EN LA MEDICINA

Pablo ha hecho prácticas clínicas en el Hospital Fundación Alcorcón y en un Centro de Salud en Fuenlabrada: "Me gustaron mucho ya que es una aproximación a lo que siempre hemos querido. Sin embargo, creo que son muy mejorables. Muchas veces el mismo adjunto va con muchos estudiantes además del residente y no creo que esta sea la mejor manera de aprender" , lamenta el tinerfeño, que también demanda más capacidad de participación de los alumnos: "Así como hay adjuntos que se preocupan por ti, te explican y se implican, otros prácticamente pasan de ti".

Pablo, que tiene claro presentarse al MIR cuando acabe la carrera, todavía no sabé qué especialidad le gustaría hacer, aunqueTraumatología y Cardiología se postulan como favoritas.Tampoco tiene claro donde hacer su residencia, pero no descarta ni cruzar el charco: "No tengo claro dónde hacerlo aunque me gustaría volver a Tenerife o realizar la residencia en Argentina como mis padres". De casta le viene al galgo.