La Revista

Residentes de primer año comparten con Redacción Médica sus experiencias tras sus primeros meses trabajando

Primer verano MIR: del miedo a las guardias al "buen rollo" con el equipo
Paula Berigüete, Gonzalo García, Jaime Bedia y Marcos Blanco.


28 ago 2022. 16.00H
SE LEE EN 4 minutos
El primer verano como residente es uno de los más emocionantes tras acabar la carrera de Medicina, ya que por primera vez pueden trabajar de aquello que han estado estudiando tanto tiempo. Y, afortunadamente, para los cuatro MIR que han hablado con Redacción Médica, ha sido una muy buena experiencia.

"Es increíble verte ahí trabajando, pasando consulta y que te pregunten dudas", resume Marcos Blanco, R1 de Medicina Intensiva que reconoce que, aunque impresiona "verte solo ante el peligro", al final "te desenvuelves".

"Verte trabajando te hace sentir muy reconfortado", describe Gonzalo García, residente de Cardiología, mientras que Jaime Bedia confiesa que le sorprendió "el conocer el ambiente de lo que es trabajar", pero que le ha servido para cerciorarse de que ha elegido la especialidad correcta, Traumatología.

Por su parte, Paula Berigüete describe su verano como "muy bueno" gracias a poder estar "trabajando por fin", pese a que ello suponga quedarse en Madrid en los meses más calurosos del año: "Estoy muy contenta con mi trabajo, las expectativas eran muy buenas y las están cumpliendo".

Las guardias de 24 horas, cansadas pero buenas


Uno de los temas más controvertidos en el mundo sanitario son las guardias de 24 horas, y, aunque confiesan que son muy cansadas, todos los residentes por ahora están teniendo buenas experiencias.

"Al final sabía a lo que venía. Estoy cansada, pero ya sabía que mi profesión iba a tener guardias de 24 horas", relativiza Berigüete, "hay muy buen rollo con la gente que te ayuda a desconectar".

"Lo más importante para mí es el equipo de guardia, si tienes un buen equipo creo que se hace más llevadero", concuerda García, que reconoce que los salientes de guardias son una de las cosas que más complicadas se le han hecho. Además, señala que muchos compañeros se han tenido que coger más guardias de las que les correspondían porque el sueldo base es "ridículo" y necesitan complementarlo.

"Las primeras guardias piensas que no puedes con ello, pero luego ya poco a poco le coges el ritmo", detalla Bedia, que confiesa estar encantado de haberlas realizado en su especialidad. "Ves que vas aprendiendo cosas nuevas y cada vez sabes más. Si eliges y estás haciendo lo que te gusta, yo creo que vas a estar contento", concluye.

Por su parte, Blanco sostiene que su primera guardia fue la más difícil, sobre todo porque al principio, se le hizo complicado adaptarse: "Tienes la sensación de haberte olvidado de todo". De hecho, Berigüete señala que lo más complicado para ella ha sido no poder estudiar tras su jornada de trabajo por estar muy cansada o tener planes con sus compañeros, aunque sus adjuntos siempre estuvieran dispuestos a explicarle lo que necesitase.

Una buena supervisión, lo que más valoran los MIR


Sin duda, una buena supervisión ha sido clave para la grata experiencia que están teniendo los residentes. "No me he sentido sola en ningún momento. Al final eso es lo más importante, que nadie te ponga una mala cara por preguntar una duda", argumenta Paula Berigüete, que resalta la buena relación y lo involucrados que están tanto los residentes mayores como los adjuntos de su hospital.

Marcos Blanco, que también hace hincapié en el buen trato que han recibido por parte de sus compañeros mayores, prefiere las guardias de su especialidad porque se siente más acompañado: "En UCI estamos con los resis mayores, aprendemos bastante y tampoco tenemos la responsabilidad sobre nuestros hombros. Las de Urgencias son un poco peores, agobian bastante y te sientes más solo".

Finalmente, si hay algo positivo del verano es la reducción de pacientes, al menos en Madrid, algo que Jaime Bedia agradece: "El hospital está más tranquilo, lo cual está bien sobre todo al principio para empezar e ir adaptándote poco a poco".





Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.