Estos son los 3 síntomas que sufre un médico tras una guardia de 24 horas

Una especialista en Medicina del Trabajo diagnostica los principales problemas que sufren los facultativos

La salud mental de los médicos está en juego.
Estos son los 3 síntomas que sufre un médico tras una guardia de 24 horas
mié 17 octubre 2018. 09.15H
Jesús Arroyo
Fatiga, cansancio, falta de sueño… son algunos de los síntomas que pueden sufrir los médicos, los MIR, o cualquier profesional sanitario tras una guardia de más de 24 horas en el hospital. Aunque la guardia de cada especialista es diferente, lo cierto es que los síntomas que estos profesionales sufren tras este esfuerzo se repiten en un mismo patrón.

Blanca Usoz, delegada territorial en el País Vasco de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (Aeemt), explica a Redacción Médica que en términos generales los síntomas tras una guardia de 24 horas se podrían dividir en tres áreas.

El primero de estos problemas afecta directamente a los ritmos circadianos. “Nuestro organismo funciona según unos ritmos biológicos que producen una serie de sustancias que dependen de factores como la luz o las horas de sueño. Por lo tanto, tras una guardia de 24 horas en el hospital es normal que nuestros ritmos circadianos se alteren, cosa que puede tener mayor o menor importancia según las características individuales del facultativo”, explica Usoz.


"La salud también tiene esa vertiente social, y no podemos olvidarla"


Otro problema según la especialista en Medicina del Trabajo es la falta de eficiencia en el desarrollo laboral del facultativo. “La acumulación de horas laborales en el médico pueden provocar errores durante su tarea profesional. Es como si lo comparamos con la conducción; después de un largo trayecto al volante lo normal es que la atención disminuya”, afirma. A estos problemas, prosigue, hay que añadirle aquellos casos en los que los especialistas tienen de por sí alguna afección física, debido a la edad u otros factores

En tercer lugar, prosigue Blanca Usoz, las guardias de 24 horas “también afecta y forma parte de la salud en la vida familiar y social”. “La salud también tiene esa vertiente social, y no podemos olvidarla”, asegura.

La receta


Para la especialistas en Medicina del Trabajo estos síntomas pueden corregirse con mejores sistemas de organización dentro de los hospitales, con “guardias más flexibles y donde se tengan en cuenta las características físicas y personales del médico”.

“Nuestro trabajo consiste en adaptar los trabajos a cada persona, tanto desde la prevención como desde las enfermedades derivadas de alteraciones de la salud laboral”, explica.

Aunque no hay una respuesta que englobe de forma sencilla todos esos síntomas que pueden sufrir los médicos después de una guardia de 24 horas, Blanca Usoa concluye señalando que “la clave está en la organización del trabajo y adaptar cada puesto a las posibilidades y capacidades de cada uno”. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.