Redacción Médica
15 de agosto de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:25
Política Sanitaria > Medicina

Los médicos piden un descanso retribuido previo a las guardias de 24 horas

La profesión denuncia que la situación es "sangrante" y que la falta de especialistas la hace más grave

Tomas Toranzo.
Los médicos piden un descanso retribuido previo a las guardias de 24 horas
I. P. Nova
Domingo, 12 de agosto de 2018, a las 18:50
Un descanso postguardia y otro retribuido preguardia. Esa es la petición que ha lanzado Tomas Toranzo, presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), a las autoridades sanitarias tras denunciar las “agotadoras jornadas con efectos deletéreos para los pacientes” que sufren la profesión sanitaria en su día a día.

Y es que “por toda la profesión médica es conocido” que la situación de las guardias médicas en la sanidad es “sangrante”. Así lo añade también Vicente Matas, miembro del sindicato CESM-Granada y vocal de Atención Primaria Urbana de la Organización Médica Colegial (OMC), que en declaraciones a Redacción Médica ha avalado las palabras de su compañero de sindicato y ha criticado como las guardias han pasado de ser “expectativas de trabajo” a “trabajo real”.

En sus declaraciones, el médico del sindicato granadino recuerda que lo preferible sería acortar las horas que se tiene que estar en las guardias “pero es algo casi imposible debido a la falta de médicos especialistas de alguna categoría que cubran esas plazas”.

Sin opciones sobre la mesa


“Actualmente no hay ninguna medida sobre la mesa y es algo que hay que estudiar detenidamente porque no es fácil de solucionar”, manifiesta el sindicalista que recuerda que, además de la alta carga de trabajo que suponen las guardias, hay que tener en cuenta el problema de falta de facultativos que hace aumentar los términos legales para librar tras estar 24 horas en su puesto de trabajo.

Hay que recordar que, actualmente, la jornada Complementaria de Guardias puede elevar la jornada real hasta las 2170 horas anuales (48 horas semanales de media) y que el descanso tras la guardia ocupa las 24 horas subsiguientes a la guardia, con exención de la «jornada laboral eventualmente coincidente». Es decir, si durante las 24 horas siguientes a la salida de una guardia de presencia física se tiene trabajo programado, se produce la exención de éste, sin reducción salarial, lo que conlleva a la libranza no recuperable de dicha jornada con reducción efectiva de la jornada ordinaria.