La Revista

María Concepción Carratalá relata su experiencia como profesional que ha estado en ambos campos

Enfermera e investigadora para evitar el "porque siempre se ha hecho así"
Muchas veces las enfermeras tienen dificultades para compaginar la investigación con la asistencia al paciente.


04 dic 2022. 14.30H
SE LEE EN 4 minutos
Se habla mucho de la investigación médica, pero a veces se deja de lado una figura esencial en esta: la enfermera investigadora. Este modelo de investigación es uno de los pilares de la profesión de enfermería, ya que aporta recursos y pruebas que los profesionales pueden aplicar directamente a la práctica clínica para mejorar la calidad de los cuidados a los pacientes.

María Concepción Carratalá, enfermera de formación y profesora titular del Departamento de Medicina Clínica de la Universitas Miguel Hernández (Elche), explica que todo lo que una enfermera investiga "después tiene su aplicabilidad en la práctica clínica y repercute en la calidad de los pacientes". Ese es el "gran" beneficio de la investigación enfermera: poder aplicar lo aprendido a la actividad asistencial del día a día.

En la actualidad, Carratalá se dedica exclusivamente a la investigación y la docencia. "Esto ocurre con frecuencia, es difícil compaginar la investigación con la asistencia a los pacientes", explica. Así, recuerda la necesidad de favorecer ambas actividades con becas y ayudas a los profesionales asistenciales. "Parece que esto toma forma con las fundaciones para fomentar la investigación clínica entre los profesionales sanitarios de los hospitales", explica.

Evitar hacer las cosas "como se ha hecho siempre"


A título personal, la profesora explica que se empezó a interesar por la investigación "para poder realizar su labor de enfermera a través de prácticas clínicas basadas en evidencia y no porque siempre se había hecho así". De esta manera, comenta que querer seguir informándose y realizar la tesis doctoral fue vehículo para poder entrar en grupos de investigación e incluso poder pasar a ser investigadora principal en algunas de estas investigaciones.

De esta manera, ha podido dirigir más de 40 tesis doctorales y publicado 80 artículos en revistas científicas. En su caso, sus líneas principales de investigación son las actividades preventivas y promoción de la salud, la adherencia a estilos de vida y tratamientos, y la cronicidad.

"Lo que yo espero es que mi investigación generada sea útil para poder dar mejores cuidados a los pacientes, igual que los profesionales sanitarios a quienes he guiado su investigación ahora realicen una mejor práctica clínica", dice.

A veces se achaca a la investigación enfermera una falta de visibilidad. Carratalá comenta que como la enfermería empezó a investigar de manera más reciente ("Casi se podría considerar una disciplina emergente"), se desconoce las posibilidades que brinda a los sanitarios. Además, pone de relieve como muchas veces la carga asistencial que tienen que asumir las enfermeras hace que sea complejo dedicar tiempo a la investigación.

Para visibilizar la investigación en Enfermería una de las vías es a través de las sociedades científicas. Por ejemplo, la Sociedad Científica Española de Enfermería (SCELE), creada en diciembre del año 2000 en la Universidad de Alicante, es de ámbito nacional y nació vinculada a la aparición del desarrollo académico de la profesión enfermera.


Investigación en cuidados


Además, existen las unidades de investigación en Cuidados como puede ser la Unidad de Investigación en Cuidados y Servicios de Salud, perteneciente al Instituto de Salud Carlos III (Investen-Isciii). En la unidad apoyan la formación de los profesionales de enfermería a través de curso sobre metodología de la investigación.

Además, pone de relieve Carratalá que en España se cuenta con "excelentes" Facultades de Enfermería, en donde se puede estudiar también el postgrado. "Esto hace que cada vez existan más profesionales de Enfermería que tienen el grado de Doctor, el cual es un requisito en ocasiones para participar en becas competitivas, o ser investigador principal, así como participar en grupos nacionales e internacionales de investigación en el campo de enfermería", explica. La profesora recuerda que a nivel internacional hay más tradición investigadora. "Aquí en España llevamos mucho menos tiempo", asegura.

Para terminar, recuerda la "necesidad" de potenciar el desarrollo de grupos de investigación en Cuidados de Salud, a través de las Universidades, Sociedades Científicas, Unidades de investigación y fundaciones de los hospitales. "No se puede investigar solo, se necesita la colaboración de todos", concluye.

Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.