La Revista

Estas aplicaciones nunca pueden revelar la identidad de las personas con las que ha tenido contacto el contagiado

Covid-19: las app de rastreo deben borrar datos personales tras la epidemia
El consentimiento informado de estas aplicaciones debe tener una "base jurídica adecuada".


07 ago 2020. 11.40H
SE LEE EN 1 minuto
POR ÀLEX LÁZARO
La epidemia del coronavirus ha obligado a las autoridades sanitarias a recopilar cientos de miles de datos de los pacientes para entender a qué se enfrentan realmente. Sin embargo, en determinados casos deben ser destruidos tras el fin de la epidemia.

El Covid-19 ha obligado a las autoridades a desarrollar aplicaciones para el seguimiento de los pacientes, una app que son voluntarias pero que resultan "muy eficaces ante una crisis sanitaria como la provocada por el Covid-19", según la Guía de protección de datos para pacientes y usuarios de los servicios de salud que publica la Autoridad Catalana de Protección de Datos (Apdacat, por sus siglas en catalán).

"A estos efectos, las aplicaciones de seguimiento de síntomas y localización de contactos pueden ser una herramienta adecuada, siempre que salvaguarden los derechos y libertades fundamentales de los usuarios, especialmente el derecho a la protección de datos personales", tal y como explican desde el Apdcat.

En este sentido, es necesario destacar que el consentimiento informado de estas aplicaciones debe tener una "base jurídica adecuada" para no dejar desamparados a los pacientes que comparten sus datos.

Además, "la app nunca debe revelar la identidad de las personas con las que han estado en contacto y el lugar o el momento en el que se ha producido el mismo".

Por todo ello, es necesario que "los datos se utilicen solo con esta finalidad y que la información sea destruida una vez termine la situación de epidemia". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.