12 dic 2018 | Actualizado: 21:10
La Revista

Cinco consejos para que el MIR tenga una vida sana durante la residencia

Traer comida de casa o utilizar las escaleras pueden servir para contrarrestar la falta de tiempo para el ejercicio

Aconsejan subir escaleras durante 10 minutos, tres veces al día.
Cinco consejos para que el MIR tenga una vida sana durante la residencia
jue 11 octubre 2018. 17.40H
Redacción
Cuando se trabajan largas horas a la semana durante la residencia es fácil que la condición física pase a un segundo plano, lo que en algunos residentes se traduce en un aumento de peso. Para mantenerse saludable, la compañía de salud Staff Care ha hecho un listado de consejos para proner en práctica durante los años MIR.

1. Siempre traer la comida de casa


Si se está en constante movimiento, y un compañero médico te ofrece salir a comer, la oportunidad suele parece demasiado buena como para dejarla pasar. Sin embargo, no es la mejor para mantener un estilo de vida saludable, sino que consideran que la opción buena es traer la comida de casa con los alimentos más saludables posibles. Es la forma más sencilla de mantener una dieta equilibrada.


2. Evitar la máquina expendedora: mejor tener bebidas saludables a mano


Otra de las decisiones las malas decisiones que pueden tomar los residentes es, a su juicio, visitar con demasiada frecuencia la máquina expendedora mientras se trabaja. "Todas las opciones que se encuentran en el interior serán altas en calorías y grasas, dos cosas que pueden equipararse a una mala nutrición", aseguran. Así que es mejor tener algunas opciones saludables a mano, como las almendras, las fresas, las manzanas y otras frutas y verduras variadas. "Mantener opciones de alimentos saludables a su alcance es útil para evitar buscar otras opciones que puedan contribuir a una dieta deficiente".

3. Subir y bajar las escaleras



Dormir de forma adecuada es vital para asegurarse de que se está en el mejor estado mental y físico posible


Siempre es mejor utilizar las escaleras que el ascensor. Así, se mantiene el cuerpo en movimiento mientras al tiempo que se realiza alguna actividad física." Parece trivial, pero esta pequeña actividad puede contribuir enormemente a la salud general del cuerpo. Subir escaleras durante 10 minutos, tres veces al día, puede establecer el entrenamiento de 30 minutos recomendado para cada día", aseguran.

4. Reservar al menos 30 minutos al día para hacer ejercicio


A pesar de que con el horario apretado de los residentes es fácil evitar el ejercicio, consideran que es necesario dedicarle el mayor tiempo posible a la actividad física. "Los médicos recomiendan realizar ejercicios aeróbicos con un entrenamiento con pesas de nivel bajo a moderado algunos días a la semana", explican. Los médicos que hacen ejercicio con regularidad tienen niveles más reducidos de estrés.

5. Dormir tanto como se pueda


Dormir lo suficiente es de suma importancia para el médico de residencia. Hacerlo de manera adecuada es vital para asegurarse de que se está en el mejor estado mental y físico posible. Así que recomiendan echarse una siesta siempre que se pueda para mantenerse bien descansado y poder rendir al máximo nivel. También aconsejan que los médicos traten de mantene un horario de sueño lo más regulado posible. Además, si se tiene dificultades para conciliar el sueño, mejor evitar el consumo excesivo de cafeína. "Sus pacientes dependen de su salud personal para brindarles la mejor atención posible·, recuerdan.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.