La Revista

Una terapeuta y una psicóloga trabajan con estos animales para el beneficio de los menores ingresados

Terapia con perros en UCI pediátrica
Foto de Alma, la perrita que anteriormente protagonizaba estas terapias en UCI pediátrica.


21 ene 2023. 18.30H
SE LEE EN 6 minutos
POR TANIA CALAHORRA
La humanización es cada día más importante en el entorno hospitalario, más cuando se trata de pacientes en edad pediátrica. En este sentido, el Hospital 12 de Octubre de Madrid tiene un programa pionero en España para acometer esta labor mediante una terapia con un perro, llamado Ceo, dirigida por una terapeuta y una psicóloga para los niños que permanecen ingresados en la UCI. 

Este proyecto nace fruto de la voluntad de Alba Palacios, especialista de la Unidad de Cuidados Intensivos y Reanimación Pediátrica, aunque ella matiza de forma prudente que se trata de un "trabajo en equipo". En declaraciones a Redacción Médica, la facultativa explica que esta acción en el Hospital 12 de Octubre en colaboración con la Cátedra de Animales de la Universidad Rey Juan Carlos se inauguró en el año 2019, pero empezó a gestarse tiempo atrás".

Recuerda que se enteró "que iban a hacer terapia con animales para las pruebas de Radiología y, como me gustan mucho los perros, se me pasó por la mente hacer algo parecido en la UCI pediátrica. Sin embargo, era algo que sonaba un poco loco porque nunca se había hecho en España. Coincidió que yo me fui a hacer una estancia en un hospital de San Francisco y allí este tipo de acciones con animales está muy instaurada. Fue cuando vi cómo metían a los perros en la UCI. Al regresar a Madrid, le dimos una vuelta, organizamos un programa piloto y lo empezamos a realizar en 2019".


Palacios: "Cuando propuse hacer terapia con perros en la UCI pediátrica era algo que sonaba un poco loco"



Aunque la pandemia tuvo que frenar sus acciones debido a las restricciones del personal que tenía acceso al entorno hospitalario, el equipo tenía claro que tenían que retomar la terapia debido a los grandes beneficios que habían visto que reportaba a los pacientes. "El impacto en la salud lo medimos en el programa piloto y observamos cómo menguaba el dolor en estos niños. También el miedo y la ansiedad se reducen significativamente", explica la facultativa. Es por ello que, a en 2022, volvieron a ofrecer esta terapia a todos los niños "mayores de tres años que estén lo suficientemente despiertos, ya que en esta Unidad muchos están sedados y se requiere que puedan interactuar". Otras de las excepciones son las de menores que no les gusten los perros o que les tengan alergia. "Tampoco pueden sumarse los inmunodeprimidos o aquellos que no cuenten con el permiso de sus padres".

Una terapeuta, una psicóloga y un perro


Un día a la semana durante dos horas, "en las que está establecido un tiempo de descanso para el perro", el equipo, que cuenta con una terapeuta ocupacional, una psicóloga y Ceo, ven a unos tres niños con un tiempo de terapia establecido de entre 30 y 40 minutos. "En función de lo que cada paciente necesita, vemos lo que queremos trabajar y lo comentamos con las especialistas antes de la sesión. De esta forma, se realizan sesiones personalizadas basadas en las necesidades de cada uno. Algunos trabajan el movimiento y otros la ansiedad, por ejemplo".

El cepillado del animal es una de las actividades que realizan los niños con los perros.


En general, Palacios asegura que hay una muy buena acogida de este servicio porque "los niños se animan mucho, incluso están esperando que llegue el día para ver al perro. Esta actividad supone una novedad y una distracción con la que consiguen evadirse de todo lo que supone estar ingresados en una UCI".

Lo novedoso de esta terapia ha llevado a algunos padres a mostrarse algo 'reticentes', sin embargo las cosas cambian cuando descubren cómo es la dinámica y ven los efectos en los menores. "Si el niño va a estar luego mucho tiempo en planta, nos piden que si pueden acudir a la terapia con el perro porque ven que sus hijos están más contentos y animados. Además, realizan más actividad física".

Habituación de los animales al entorno UCI


Nuria Máximo, directora de la Cátedra de Animales de la Universidad Rey Juan Carlos, recuerda cuando llegó la propuesta del 12 de Octubre para realizar este proyecto de terapia con perros en la UCI pediátrica y la buena acogida que tuvo por parte del hospital. "La respuesta por parte de humanización y gerencia fue muy buena". Tras hacer el diseño científico y la financiación, "nos pusimos manos a la obra".

Lo primero fue trabajar con los perros para adaptarlos al entorno de la UCI. "Hicimos un trabajo de habituación de los animales (a los olores, los espacios y la dinámica que hay allí). Después comenzamos a trabajar con los niños. Estos menores tienen unas características concretas de estancia breve con un estado de salud grave, clínimante hablando. El interés era sobre todo ser un elemento distractor, lúdico y de ocio que les sacara de ese entorno y medir si eso tenía un efecto de reducción en sus sensaciones de ansiedad, miedo y dolor. También medir el efecto que producen los perros en la Unidad y ver cómo lo vivian los profesionales y las familias". De esta forma, se abre un nuevo abanico de posibilidades para trabajar con perros en el entorno hospitalario que va más allá de lo que implica al propio paciente.

La terapeuta y la psicóloga trabajan aspectos como la ansiedad con los niños de UCI mediante la intervención de perros.


Cuando los médicos avisan al equipo de terapia que no hay niños en el rango de edad establecido que puedan participar, pero que están preocupados por alguna familia de un bebé ingresado que está grave "acudimos para interactuar con los padres. Trabajamos la parte emocional de enfrentamiento de la situación. Otra opción de terapia con perros es bajar a la planta de Oncología. Aquí existen otras posibilidades, como la del trabajo grupal que les viene muy bien para relacionarse".

Los beneficios que obtienen con estas terapias son tantos que, fuera de los muros de este hospital, ya hay otros centros interesados en incorporar a los perritos y su equipo. Quizá, en un futuro no muy lejano, este tipo de interacciones sean una realidad en todos los hospitales a nivel nacional.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.