21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

'Chuletas médicas': cómo llevar el Vademécum a la era de las redes sociales

Una médico residente y un experto en marketing unen sus conocimientos para hacer más fácil el repaso a los sanitarios

'Chuletas médicas': cómo llevar el Vademécum a la era de las redes sociales
Tanto estudiantes de Medicina como profesionales se enfrentan a una ingente cantidad de conocimientos sanitarios.
Comparte este artículo
Sábado, 14 de octubre de 2017, a las 20:00
Todo estudiante que se presenta al MIR -o cualquier otra prueba de formación sanitaria especializada- sabe de sobra que se enfrenta a una carrera de fondo, en la que solo unos pocos afortunados consiguen llegar hasta el final. El elevado número de temas, datos técnicos y conceptos de diferentes disciplinas que el alumno tiene que memorizar (y el poco tiempo que tiene para hacerlo) hacen que el nivel de presión y estrés se dispare. No obstante, no solo los estudiantes de Medicina se enfrentan a este problema. Los que ya están ejerciendo también necesitan contar con algún que otro ‘truco’ de repaso para no olvidar lo aprendido.

Conscientes de esta situación, María José Fortuny, una médico residente, y Enrique F. Brull, un experto en marketing digital, decidieron unir sus conocimientos y crear ‘Chuletasmédicas.com’, una página web donde recopilar material de repaso de las diferentes especialidades para repasar de una forma diferente.

María José y Enrique son los creadores de esta web.

“La idea surgió tras comprobar lo útil que era para el estudio las aportaciones que compartían otros estudiantes a través de las redes sociales. De hecho, navegar en internet ha complementado mi formación como médico residente”, asegura María José a LA REVISTA de Redacción Médica. Por eso, y como muestra de agradecimiento, la sanitaria decidió crear una plataforma que aglutinara todos los conocimientos de manera sencilla y ágil. Sin embargo, al no “saber cómo plasmarlo”, pidió ayuda a Enrique, quien terminó dándole forma.

“Barajamos varios nombres para el proyecto, pero o ya había una red social ocupada o el dominio .com no estaba disponible”. Todo ello con el problema añadido de que el nombre debería congregar la esencia que Enrique y María José querían transmitir. “¿Y cómo se conoce comúnmente en España a la nota que permite al alumno recordar fácilmente el contenido? Chuletas, pero en este caso, al referirse al ámbito sanitario, chuletas médicas”, explican sus autores.

Dicho y hecho. El 6 de octubre de 2016, ambos se pusieron manos a la obra y lanzaron a la red el primer proyecto de ‘Chuletas médicas’, a través de una cuenta en Twitter, y posteriormente la página web.
Una ayuda, nunca un remplazo del temario
A medida que se va acercando la fecha del examen MIR, los apuntes, esquemas y recordatorios se incrementan a la misma velocidad que los nervios, el estrés y la ansiedad del aspirante, que son conscientes que se juegan su futuro profesional a una sola carta. Por eso, no es de extrañar que echen mano de cualquier ‘truco’ para ganar una de las plazas como, por ejemplo, estas chuletas. Sin embargo, los creadores de esta iniciativa dejan claro en todo momento que su iniciativa es un “refuerzo en la formación de los profesionales sanitarios de cualquier especialidad, tanto de España como de Latinoamérica”, pero nunca un reemplazo del temario oficial y de los conocimientos adquiridos durante la carrera.


‘Seta con limo’ para explorar la próstata

Pero, ¿en qué consiste realmente este proyecto? “Nuestras chuletas son, como su propio nombre indica, microresúmenes con los aspectos más importantes de cada patología, un tratamiento o una región anatómica”, explican María José y Enrique. Para conseguir que el alumno o el profesional ya en activo retenga tanta información, emplean reglas nemotécnicas, juego de palabras, rimas, ilustraciones, esquemas o infografías que ayudan a estimular la capacidad de relación entre los conocimientos previamente adquiridos y los almacenados en la memoria.

Una de las 'chuletas' de la web es cómo describir una próstata.

Ejemplo de ello es uno de los post más aclamados de esta página web, donde se detallan qué pasos hay que dar a la hora de explorar la próstata de un paciente y cómo recordarlos. Para ello, utilizan una sencilla fórmula: Seta con limo, que significa sensibilidad, tamaño, consistencia, mites y movilidad, o lo que es lo mismo, coge las dos primeras palabras de cada pauta para recordar su procedimiento.

O las cinco D que sirven para diferenciar el vértigo central de periférico: disartria, diplopía, dismetría, disfagia y dizziness (vértigo, en inglés).

Toda esta ingente cantidad de información no solo se crea a partir de la edición propia de María José, sino de otros autores que también quieren participar en este proyecto. Unos datos que los creadores de ‘Chuletas médicas’ contrastan con bibliografía y fuentes oficiales antes de colgar en la web. “Hasta el momento no nos han planteado cuestiones ‘raras’ como tal, pero en muchas ocasiones, los usuarios nos hacen preguntas relacionadas con una determinada patología, por ejemplo. En estos casos, nuestra respuesta siempre es la misma: no realizamos ningún tipo de consulta ni diagnóstico online”, aseveran.

Y, a pesar de que no tienen ningún tipo de instrumento que mida la tasa de éxito que ha tenido su iniciativa en el año que lleva de vida, los autores aseguran que nunca han recibido mensajes de descontento o de alumnos que les culpan por haber suspendido utilizando este método. “Todo lo contrario, nos han felicitado por las distintas aportaciones que vamos realizando, ya sea porque han aparecido en preguntas de simulacros y exámenes o porque les han ayudado en la asimilación o repaso de conceptos”. Y no solo eso. Hasta los preparadores y los propios sanitarios “tienen en los bolsillos de sus batas” estas chuletas.

Hasta el momento, la página web está preparada para albergar información de 19 especialidades médicas -aunque no todas ellas tienen ‘chuletas’-, pero el objetivo de sus creadores es abarcar muchas más. “Somos conscientes de que queda mucho camino por recorrer, pero hemos sido la primera web en hacer algo así, tanto en español como en lengua extranjera”.
Un recurso muy aplaudido entre los estudiantes
Para los estudiantes de Medicina, que aparezcan herramientas de este tipo allana mucho el camino del MIR, especialmente –y como es este caso– si las plataformas son gratuitas. Esto garantiza, tal y como explica Alejandro Iñarra, presidente entrante del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), “un acceso equitativo al recurso, y más teniendo en cuenta que la preparación es ardua y no existe un temario o bibliografía definida por el Ministerio de Sanidad”.