Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Opinión > El bisturí

Una feria madrileña vende los libros de los médicos que mueren

Una feria madrileña vende los libros de los médicos que mueren
La madrileña Cuesta de Claudio Moyano.
Sábado, 10 de diciembre de 2016, a las 12:30
Entre los médicos madrileños más veteranos aficionados a la Literatura existe una curiosa tradición que cumplen sus familiares más cercanos como si de un ritual se tratase. Una vez fallecen, sus viudas o descendientes a menudo los ceden a la feria permanente de la Cuesta de Claudio Moyano, entre El Retiro y el Paseo del Prado. Por eso no debe extrañar que, esta misma semana, buena parte de la biblioteca de Santiago Martínez-Fornés, considerado el último discípulo de Gregorio Marañón y que murió en la capital hace poco más de un mes, haya aparecido en los estantes de la famosa Cuesta a solo 20 céntimos de euro cada ejemplar. Y es que suele aducirse que el mejor final para los libros de un médico se encuentra en las manos del gran público, al fin y al cabo el destinatario natural de sus esfuerzos en vida…